El Área Pública de CCOO exige a la Junta que cumpla ya con el acuerdo para activar las 35 horas semanales

    Las declaraciones del consejero de Presidencia (Ángel Ibáñez Hernando) y del propio presidente de la Junta de Castilla y León (Alfonso Fernández Mañueco), ligando el cumplimiento del acuerdo a los problemas de la financiación autonómica, además de poco riguroso e irresponsable, son una falta de respeto a los más de 80.000 empleados y empleadas de esta institución.

    29/08/2019.

    El Área Pública de CCOO de Castilla y León exige el estricto cumplimiento del acuerdo firmado el pasado mes de mayo en el que se recuperaba para todos sus profesionales la jornada laboral de 35 horas semanales. En este momento el Gobierno de la Junta de Castilla y León, a través de su Consejería de Presidencia y de la Dirección de Función Pública, tiene poco más de un mes para elaborar, negociar y publicar la normativa que facilite este cumplimiento. Será el próximo día 30 de septiembre la fecha límite, pues hasta ese día se está cubierto por el acuerdo que firmó CCOO durante el año 2018 sobre jornada estival.

    La Junta de Castilla y León ha perdido un tiempo precioso durante el presente verano. Ha incumplido, nuevamente, los plazos marcados en el acuerdo de mayo de 2019 y es ese el único motivo por el que está buscando argumentos externos que la exoneren de este nuevo incumplimiento. El acuerdo está firmado y tiene que cumplirse en sus propios términos.

    A fecha de hoy es casi imposible que se recupere la traslación de la jornada de 35 horas semanales al personal docente, hecho que nos llevaría al curso 2020-2021 para una hipotética recuperación.

    En lo que se refiere al personal que realiza turnos y otro tipo de jornadas especiales, aunque ha habido algún movimiento por parte de la Junta, han sido poco significativos y, en la mayoría de las veces, con propuestas claramente insatisfactorias.

    Las 35 horas son fundamentales para generar empleo de calidad en la Comunidad Autónoma.

    CCOO advierte a la Junta de Castilla y León de que los periodos de gracia que se dan a los nuevos gobiernos son para apreciar y valorar el trabajo y las intenciones de mejora, y no para justificar la desidia e inactividad. Advierte también de que la situación descrita tendrá una contestación de movilización y conflicto en el inmediato otoño.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.