CCOO exige a los nuevos responsables de Sanidad que cumplan los acuerdos firmados y no abusen de los profesionales

    CCOO de Castilla y León, por medio de la Federación de Sanidad y Sectores Sociosanitarios en todas las provincias, quiere hacer llegar a la nueva consejera de Sanidad, Verónica Casado, al recién llegado gerente regional de Salud, Manuel Mitadiel, y a los equipos directivos de los centros de trabajo que tomen medidas urgentes para cumplir con la normativa laboral vigente en este campo y hacer una correcta gestión de todos los profesionales sanitarios de la atención especializada. Esta exigencia se sostiene en el resultado de una encuesta llevada a cabo por CCOO entre las personas trabajadoras de todas las categorías de la atención especializada del Sacyl.

    25/07/2019.
    Ana Rosa Cerrón Manzano, coordinadora provincial de CCOO Sanidad en Valladolid.

    Ana Rosa Cerrón Manzano, coordinadora provincial de CCOO Sanidad en Valladolid.

    Según Ana Rosa Cerrón Manzano, coordinadora provincial de la FSS-CCOO en Valladolid, Henar Vaquero Fraile, delegada de CCOO en el hospital Río Hortega y del Área Oeste, e Inés González Benavente, delegada de CCOO en el Hospital Clínico Universitario y presidenta de la Junta de personal del Área Este, han dejado bien patente esta mañana en el transcurso de una rueda de prensa celebrada en nuestra sede vallisoletana que la situación de estos profesionales, tanto en esta provincia, como en el resto del territorio es muy similar. “En la sanidad pública de Castilla y León cada vez hay más presión asistencial, motivada principalmente por el envejecimiento de la población y un insuficiente número de profesionales en las plantillas. A esto hay que sumar una jornada de trabajo excesiva, particularmente en los turnos rotatorios que trabajan mañana, tarde y noche todos los días del año, y que muchas de las ausencias laborales no se sustituyen, por lo que con menos efectivos de los que debiera se atiende a todos los pacientes. Y aún en estas condiciones poco halagüeñas, la calidad humana y profesional de este colectivo ayuda a suplirlas para poder dotar a la ciudadanía de un servicio de salud excelente”, señala Ana Rosa Cerrón.

    “Ante esta realidad tan compleja, tanto para los profesionales como para los pacientes, desde CCOO exigimos a la Junta de Castilla y León que cumpla de inmediato con el acuerdo firmado e implante la jornada de las 35 horas semanales, lo que debe suponer nuevos puestos de trabajo. Deben convocar procesos selectivos y bolsas de empleo en todas las categorías para evitar la falta de profesionales y así poder dar estabilidad en el empleo sanitario. Y por último, también exigimos que se haga efectivo el plan de igualdad, fundamental en un sector tan feminizado como es este”, manifiesta la coordinadora provincial de la FSS-CCOO en Valladolid.

    En definitiva, Sanidad CCOO solicita a los nuevos rectores de la sanidad pública de nuestra Comunidad que active estas soluciones a la mayor brevedad:

    Se deben sustituir todas las ausencias laborales.Hay que ampliar la oferta formativa en horario laboral a todas las categorías de Sacyl. Y si no se puede deben computar la formación como jornada efectivamente realizada.Es necesario aumentar las plantillas orgánicas, transformando todas las acumulaciones de tareas y contratos de guardias en plazas vacantes.Debe brillar la transparencia en los nombramientos de los mandos intermedios y crear nuevas plazas de coordinador técnico sanitario.Se tienen que computar como jornada ordinaria efectivamente realizada todos los excesos de jornada y la continuidad asistencial de todos los profesionales de las diversas categorías que lo realizan.Por último, es pertinente establecer un sistema de certificaciones, único en todo Sacyl, de las actividades realizadas por los profesionales y las responsabilidades asumidas y/o compartidas.

    Los datos de la encuesta de CCOO, contundentes

    Durante el primer trimestre de este año los delegados y delegadas de Sanidad CCOO en Castilla y León han realizado una encuesta entre toda la plantilla de hospitales y centros de especialidades de Sacyl (ya lo hicimos el pasado 2018 en el ámbito de la Atención Primaria). En Valladolid se llevó a cabo en los tres hospitales (Clínico, Río Hortega y Medina del Campo) y en los dos centros de especialidades de la capital (Pilarica y Arturo Eyries). En esta encuesta figuraban múltiples cuestiones sobre los problemas cotidianos de los profesionales, y la opción de añadir los que consideraran importantes.

    En la Comunidad han participado un total de 4.484 trabajadores, lo que conlleva la participación de más de un 18% de la plantilla regional (24.560 aproximadamente). Esto supone un nivel de confianza superior al 99%, y un margen de error inferior al 5%. Es decir, los resultados de la encuesta reflejan de forma muy fiable el sentir de los profesionales de nuestro servicio de Salud. En nuestra provincia han completado la encuesta un total de 915 trabajadores/as (336 Área Este y 579 Área Oeste), lo que supone un 16% de la plantilla (5.775 personas entre el Clínico -2.815-, Medina -441- y Río Hortega -2.519-).

    En ella han participado trabajadores de las distintas categorías: enfermeros, técnicos en cuidados auxiliares de enfermería, licenciados especialistas, personal administrativo, técnicos superiores sanitarios y no sanitarios celadores, operarios de servicios y de oficios, médicos internos residentes (MIR), enfermeros interinos residente (EIR), matronas, técnicos de prevención de riesgos laborales, psicólogos, telefonistas, personal informático, trabajadores sociales, oficiales de mantenimiento, etc. “Aunque la variedad y el perfil de los profesionales de Sacyl es muy diverso, los resultados han sido muy similares entre las diferentes categorías y entre los diferentes centros de trabajo”, manifiesta Henar Vaquero.

    En cuanto a los problemas más importantes detectados por el colectivo de los profesionales sanitarios que operan en el ámbito de la atención especializada en su día a día, seis son las cuestiones más sangrantes. Por orden de importancia cabe reseñar las ausencias no sustituidas, que lo ponen de manifiesto 2.921 personas (el 65,4% de la plantilla). Sucesivamente, y en orden decreciente tenemos la falta de formación en horario laboral (2.822 personas -63,3%-), una plantilla insuficiente (2.251 personas -50,5%-), la Dirección y/o los mandos intermedios no resuelven los problemas (1.964 personas -38,1%-), se realiza un exceso de jornada y no se computa como tiempo trabajado (1.469 personas -32,9%-), y por último, no se certifican las responsabilidades asumidas (1.398 personas -31,4%-).

    “A estas cuestiones generales en el seno de la Comunidad, debemos añadir de forma destacada en nuestra provincia de Valladolid las pocas plazas ofertadas en movilidad interna, los numerosos perfiles y la falta de trasparencia para el accesos a los mandos intermedios”, subraya Inés González.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.