El salario medio en Castilla y León sigue estando diez puntos porcentuales por debajo de la media nacional

    El Gabinete Técnico de CCOO Castilla y León subraya que los datos de la Encuesta Trimestral de Coste Laboral (ETCL) del primer trimestre de 2019, publicada por el Instituto Nacional de Estadística (INE) el pasado mes de junio, arrojaron nuevas evidencias de la aún insatisfactoria evolución de los salarios en Castilla y León. Un análisis detallado de esta estadística, plasmado en el documento que publica el gabinete, rebaja el optimismo mostrado por los medios cuando se publicaron estos datos.

    19/07/2019.
    Las personas trabajadoras de esta Comunidad reciben unos salartios muy por debajo de la media nacional.

    Las personas trabajadoras de esta Comunidad reciben unos salartios muy por debajo de la media nacional.

    El salario está compuesto por dos partes: el salario ordinario, parte estable y más relevante para medir la evolución salarial (representa el 90% del salario total), y el componente extraordinario, parte muy volátil y pequeña que hace referencia a pagos extraordinarios y atrasados (10% restante). En el primer trimestre de 2019, el crecimiento del salario por trabajador/a y por hora efectiva fue mayor en Castilla y León (3,2% y 1,1%, respectivamente, frente al primer trimestre de 2008) que en España. Sin embargo, esto se debió al comportamiento anómalo del componente extraordinario cuya volatilidad este trimestre impulsó con fuerza al salario. Si éste se hubiera comportado como en España, los crecimientos anteriores hubieran sido del 2,0% y el 0,1%, respectivamente, más parejos a los mostrados por el conjunto nacional.

    Para una correcta evaluación de la evolución salarial se debe tener en cuenta el alza del nivel de precios, sólo así puede analizar si se dispone de más recursos para hacer frente a la cesta de la compra. En Castilla y León la inflación subió un 1,3% en el primer trimestre de 2019, si uno resta este porcentaje a los anteriores tiene que el salario real o poder adquisitivo por trabajador/a subió un 1,9%. En cambio, su poder de compra por hora efectiva cayó un 0,2%.

    ¿Por qué hay tal discrepancia entre ambas medidas?

    El crecimiento más intenso en los últimos trimestres del salario por trabajador/a si se compara con el impulso del salario por hora efectiva se debe al aumento del número de horas trabajadas promedio en la jornada laboral. Cuando se incrementa el número de horas trabajadas se aumenta el salario por trabajador/a (ejemplo: trabajador o trabajadora que pasa de jornada parcial a jornada completa) sin que esto tenga que suponer una mejora del salario por hora percibido. En definitiva, la mejora del poder adquisitivo está basándose en el aumento del número de horas trabajadas, no en una mejora efectiva de la remuneración por hora.

    Castilla y León tiene un salario un 10% menor al nacional y no ha recuperado el poder adquisitivo de 2008

    A pesar de contar con un nivel de precios similar a España, el salario total promedio en Castilla y León representa el 90% del salario existente en el conjunto nacional; esta brecha sigue ampliándose: a principios de siglo el salario en la región representaba el 93% del nacional.

    Asimismo, haciendo uso de los datos de esta encuesta, si se compara con 2008 el salario por trabajador, Castilla y León ha visto disminuido su salario real por trabajador (poder adquisitivo por trabajador) un 6,6% (4,5% menor en España). Por hora efectiva, se observa una caída del salario real del 2,3% en la región (0,2% menor en España) respecto a 2008.

    Un calentamiento salarial esperado tras varios años de crecimiento económico: mejora coyuntural tardía sin recuperación estructural

    Debe entenderse como esperable el registro de tasas positivas como las observadas en los últimos trimestres tras varios años de crecimiento. Es probable que en lo sucesivo se continúen viendo tasas de crecimiento positivas de igual o mayor intensidad del coste laboral y salarial debido a: el progresivo aumento del número de empleados, la subida del SMI, la subida de las bases mínimas y máximas de cotización y la posible mayor aportación del componente extraordinario del salario en Castilla y León por tener margen de mejora al estar por debajo de los niveles de 2008. La gran incógnita es si estas mejoras en Castilla y León vendrán del mercado de trabajo (obtención de empleo), del incremento de las horas trabajadas (mayor intensidad en el empleo) o provendrán de una mejora efectiva del salario por hora.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.