CCOO solicita la paralización del traslado del centro de menores de Ávila al nuevo albergue y residencia juvenil

    CCOO de Ávila, a través del Sector Autonómico dependiente del Sindicato Provincial de Servicios a la Ciudadanía, ha solicitado la paralización inmediata del traslado del centro de menores de Ávila a las nuevas instalaciones del albergue y residencia juvenil. Nuestro sindicato emplaza a los nuevos responsables que se nombran estos próximos días a mantener un encuentro en el que se analicen seriamente los problemas derivados de esta unificación de centros para usuarios que tienen necesidades muy dispares, y en algunos casos hasta incompatibles.

    17/07/2019.
    Diversos momentos de la rueda de prensa.

    Diversos momentos de la rueda de prensa.

    Hace unos días, los responsables técnicos de la Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades se desplazaron hasta Ávila para comunicar a las personas trabajadoras de los centros de trabajo de la Residencia Juvenil “Arturo Duperier” (dependiente del Instituto de la Juventud) y del Centro de Protección de Menores “Fuente Clara” (dependiente de la Gerencia de Servicios Sociales) el traslado de dichos centros a una nueva ubicación conjunta.

    Esta reunión, celebrada el pasado día 3 de julio, ha sido la primera y únicacomunicación oficial a las personas empleadas de estos dos centros de trabajo. Hasta esa misma jornada tampoco se había trasladado información alguna al comité de empresa, a pesar de los innumerables escritos enviados por éste para recibir información sobre estos traslados. La reunión con este órgano se desarrolló de forma separada de la mantenida con los trabajadores por él representados.

    Los representantes de la Administración asistentes dejaron claro que lo hacían como meros comunicadores de una decisión tomada al más alto nivel de la Consejería, a lo que hay que añadir que se ejecuta cuando la consejera anterior está cesada por incompatibilidad (es diputada en el Congreso), y el resto de responsables se encuentran en funciones. No obstante, la propia ex consejera, la abulense Alicia García, asume en primera persona la decisión de esta unificación de servicios en una única infraestructura que inicialmente solo estaba destinada a residencia juvenil y albergue.

    Incompatibilidad entre ambas áreas

    El Sector Autonómico de CCOO ha mantenido reuniones informativas con 31 trabajadores y trabajadoras afectadas de los dos servicios días después de esta reunión y la conclusión de todos los que acudieron a las mismas ha sido la misma: “no son compatibles las actividades y funcionamiento diario de una residencia juvenil y albergue con un centro de menores. Por muy separados que estén los espacios, al final siempre va a existir algún tipo de contacto entre los distintos usuarios”.

    Desde el punto de vista de organización, si bien algunos servicios sí se podrían unificar si las instalaciones tuvieran una dimensión y diseño adecuados, el resto de dinámicas y especialización en el trabajo de los dos ámbitos son totalmente diferentes, y los propios responsables no ven que se pueda realizar las dos actividades en el mismo centro. A todo esto hay que unir otros aspectos no menos importantes como son:

    El edificio que actualmente acoge el centro de protección de menores, con unas inversiones de mantenimiento adecuadas (cubiertas, conducciones, etc.), cumple perfectamente y está adaptado a las necesidades de centro con unas funciones especificas y para nada compatibles con los otros dos centros a los que se quiere unir, por lo que se podría mantener su actividad en el mismo centro sin ningún problema. Hay que valorar que se han invertido más de dos millones de euros en la adaptación del edificio cuando con una inversión aproximada de la décima parte de esa cantidad, el centro de menores podría estar perfectamente puesto al día. El personal de este centro informa que nadie ha solicitado la necesidad de un traslado, y menos en estas condiciones.La función inicial de la obra nueva era para sustituir la residencia juvenil y el albergue, que sí necesita de un cambio de edificio desde hace años. Pues bien, con este cambio que se va a ejecutar coincidiendo con un final de legislatura, lo que se está logrando es que un centro con una ocupación importante, se puede ver sin ocupantes al anunciarse este centro con tantas ocupaciones y servicios diferentes. Los datos objetivos son que otros años a estas alturas, de cara a las renovaciones de plazas en la residencia juvenil, y partiendo de una ocupación de unos 45 residentes, habían renovado 16; este año, de 50 plazas solo han renovado 4.Si lo que se pretende desde hace años, con una política de reducción de plazas, de supresión de servicios y de subida de cuotas por encima del 40%, es que estos centros juveniles desparezcan de la oferta PUBLICA y dejar vía libre a las residencias privadas o la privatización de estos servicios, parece que con estas decisiones van camino de conseguirlo. A modo de ejemplo, partimos en 2010 con 90 plazas y una ocupación de casi el 100% en la residencia juvenil y hemos pasado a una ocupación de un 50% y ahora se prevén solo 66 plazas que, además, se ubicarán en habitaciones dobles cuando en la instalación anterior eran individuales (recordemos que son estudiantes).El diseño inicial de la instalación permitía una dotación importante de plazas: 96 de residencia y 58 de albergue. En una ciudad con la oferta privada saturada de las primeras, tendrá un efecto socialmente negativo en muchas familias de nuestras zonas rurales a la hora de poder plantear alojar a sus hijos estudiantes en las pocas plazas residenciales ofertadas. Ávila no cuenta con plazas de albergue (salvo en temporada estival en el mismo edificio de la Residencia Juvenil) y la ocasión era importante dado que se planificó la infraestructura para 58 plazas; una ciudad que plantea el turismo como un elemento importante de sus posibilidades de desarrollo, el reducir las plazas del albergue a 34, hace que se pierda una excelente ocasión para contar con una oferta de turismo atractiva y de gran utilización por el público en general.El edificio, de llevarse a cabo el traslado previsto, estará utilizado por menores, por residentes juveniles y por usuarios del albergue, con los inconvenientes que ello puede acarrear.Hay que añadir a lo ya expuesto que no se ha realizado a las nuevas dependencias, ninguna evaluación de idoneidad de las mismas por parte de los servicios de prevención de riesgos laborales, para dar el visto bueno a las instalaciones, antes de su ocupación, ya que si por lo que fuera, las instalaciones no tuvieran todas las condiciones reglamentarias que obliga la Ley de Prevención de Riesgos Laborales, ese incumplimiento puede dar lugar al cierre por la autoridad laboral, incluso antes de su ocupación.

    Paralización del traslado ya

    Desde CCOO solicitamos a los nuevos responsables de la Consejería que asuma estas competencias, que se paralice el traslado del centro de menores hasta que se analicen perfectamente los inconvenientes de unir en un mismo centro competencias que tiene asumida la Junta de Castilla y León, ya que consideramos que como albergue y residencia, el nuevo centro sí es necesario, pero cerrar un centro de menores que está en funcionamiento, para trasladarlo a otro lugar que no reúna todas las condiciones necesarias para desarrollar sus competencias, puede ser un error de difícil solución una vez realizado el traslado. Exigimos que antes de realizarse el traslado se tengan realizadas todas las evaluaciones, tanto técnicas como de funcionamiento de las instalaciones y de la idoneidad de que estos centros se trasladen a las nuevas dependencias.

    No tenemos conocimiento de ningún caso en ninguna comunidad autónoma en el que este tipo de centros de menores tenga compartida su ubicación y edificio con otros servicios, por sus condiciones y necesidades concretas, totalmente diferentes por usuarios y competencias asumidas, por lo que consideramos una temeridad realizarlo sin tener evaluada su idoneidad.

    Por todo ello, CCOO adelanta que de no accederse a estas exigencias, este sindicato pondrá en conocimiento de la autoridad laboral y de los responsables de menores a nivel del ministerio de justicia, de los hechos y de las posibles responsabilidades, por si se estuviera cometiendo una posible negligencia con repercusiones denunciables.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.