La “marcha del aluminio” llega a León en su lucha por lograr una solución al conflicto de Alcoa

    Los trabajadores y las trabajadoras de la planta de Alcoa en Avilés llegaron este pasado fin de semana hasta Castilla y León, por donde transitarán hasta el próximo sábado día 23 de junio, antes de llegar a Madrid en una marcha de trece etapas para reivindicar una solución definitiva a su conflicto para mantener la actividad empresarial y sus empleos más allá del 30 de junio, y reivindicar en la “marcha del aluminio” un plan industrial para la planta avilesina.

    17/06/2019.

    La plantilla, encabezada por el comité de empresa y el delegado de CCOO en Industria, José Manuel Gómez de la Uz, lleva ocho meses reivindicando un futuro para sus puestos de trabajo y la llegada de un inversor que garantice el mantenimiento de los centros de trabajo de Avilés y La Coruña, antes del 30 de junio, fecha en la que la empresa quiere cerrarlos. El secretario general de CCOO en León, Xosepe Vega, se entrevistó con ellos en la capital leonesa.

    Gómez de la Uz explicó que en estos momentos se mantienen paradas las sedes de electrolisis, “el corazón de la empresa, de manera que si no se consigue un inversor que dé una solución para los cortes eléctricos que lastran la fábrica, el próximo día 30 de junio se producirán los despidos de dos tercios de una plantilla total de 300 personas”.

    De la Uz señaló que los trabajadores y las trabajadoras están a la espera de que llegue un posible inversor que prometió el Estado buscar en los últimos meses, mientras que solamente hay un inversor que no da ninguna garantía de futuro para el cien por cien de la plantilla. Del mismo modo, se esperan que se lleve a cabo una reunión con el Ministerio de Industria comprometida hace ya una semana pero de la que aún se desconoce fecha, por lo que Gómez de la Uz sospechó que “están esperando a que el inversor compre para poder decir que ésta es la solución, dar la patada al balón hacia delante y al final engañarnos”.

    La marcha cruzará de norte a sur Castilla y León, con una primera etapa, la culminada el pasado sábado, 15 de junio, entre La Robla y León, para continuar al día siguiente, 16 de junio, con otra entre Cimanes de la Vega (León) y Benavente (Zamora). El lunes día 17 de junio está previsto salir de Benavente, desde donde partirán hasta Villalpando (Zamora). Desde esta última localidad zamorana saldrán el día 18 para entrar en la provincia de Valladolid, donde tendrán su primera parada en Mota del Marqués. La siguiente jornada (día 19) partirán de Tordesillas y llegarán a Medina del Campo, lugar de salida para el día 20 ya entrar en Ávila, con una primera escala en Arévalo. El día 21 de junio partirán desde esta localidad hasta Sanchidrián, desde donde partirán al día siguiente hasta Villacastín (Ávila) y, finalmente, dejar la Comunidad el 23 de junio saliendo desde San Rafael (Segovia) para llegar a la localidad madrileña de Villalba. La llegada de los trabajadores a Madrid está prevista el día 24 de este mismo mes, donde llevarán a cabo una manifestación hasta el Ministerio de Industria, para reivindicar su posición y el recibimiento para ver si de verdad ellos tienen alguna solución.

    Las etapas finalizan y tienen su salida en la plaza del ayuntamiento de las distintas localidades por las que discurre y está previsto que responsables municipales de las localidades en las que finaliza o arranca la marcha, junto con los compañeros del sindicato de cada una de las provincias, así como de la Federación de Industria y de CCOO de Castilla y León, reciban y despidan a los participantes.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.