CCOO de Segovia imparte un curso sobre planes de igualdad entre sus representantes sindicales

    CCOO de Segovia ha realizado un curso sobre planes de igualdad dirigido a sus representantes sindicales que están inmersos en este tipo de acciones dentro de la negociación colectiva. La cita se desarrolló el pasado martes día 4 de junio en la sede de la capital segoviana. Estuvo organizado por la Secretaría de Mujer y Políticas de Igualdad de nuestra organización en la capital segoviana. La nueva Ley de Igualdad contempla la obligatoriedad de tener un Plan de Igualdad a todas aquellas empresas que cuenten con más de 50 personas en plantilla, a aquellas que se lo exige su propio convenio colectivo, y a todas las administraciones locales, comarcales, provinciales, autonómicas y estatales.

    06/06/2019.
    Un momento del curso celebrado en Segovia.

    Un momento del curso celebrado en Segovia.

    La agente de igualdad de CCOO de Segovia, Sofía Carrascal Tris, fue la encargada de facilitar formación sobre las distintas materias con perspectiva de género que se abarcan en un Plan de Igualdad: el proceso de selección y contratación, la clasificación profesional, la formación, la promoción profesional, las condiciones de trabajo, el ejercicio corresponsable de los derechos de la vida personal, familiar y laboral, la infrarrepresentación femenina, las retribuciones, la prevención del acoso sexual y del acoso por razón de sexo y la violencia de género.

    CCOO considera el Plan de Igualdad como un recurso fundamental para conseguir y asegurar unas condiciones laborales de calidad en la plantilla, tanto de empresas como de administraciones, especialmente en lo relativo a la igualdad real de oportunidades entre mujeres y hombres. Para ello, es necesario que la representación de la empresa y la representación sindical negocien durante todo el proceso de elaboración; llevando a cabo, una vez firmado el Plan de Igualdad, un seguimiento continuo de las medidas acordadas.

    Actualmente, la cultura machista de nuestra sociedad se ve reflejada en el ámbito laboral, que a su vez afecta especialmente a la calidad de vida de las mujeres. La desvaloración de los rasgos y aspectos atribuidos culturalmente a las mujeres, y la valoración de los hombres, el rol de género que se les atribuye de cuidadoras a ellas y de productores a ellos suponen, entre otras cosas, la segregación ocupacional, el conocido efecto de techo de cristal, una casi inexistencia de tiempo personal para ellas, una brecha salarial de género, acoso sexual y acoso por razón de sexo, etc.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.