CCOO aboga por una transición energética con criterios de justicia social y con la participción de la sociedad

    En el Día Mundial del Medio Ambiente, CCOO exige un mayor compromiso de toda la sociedad para avanzar hacia un modelo económico, social y medioambientalmente sostenible. Para el sindicato, será imposible garantizar el éxito de la transición hacia un modelo económico más sostenible sin la sensibilización y la participación del conjunto de nuestra sociedad.

    05/06/2019.
    Día Mundial del medio Ambiente

    Día Mundial del medio Ambiente

    Nos encontramos en un escenario de emergencia climática. Así lo acredita el último estudio elaborado por el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (Intergovernmental Panel on Climate Change, IPCC, por su siglas en inglés), publicado en octubre de 2018, el cual alerta de la necesidad de limitar el calentamiento muy por debajo de los 2ºC y continuar los esfuerzos para limitarlo a 1.5ºC, de lo contrario, los cambios en el sistema climático y en las actuales formas de vida serán irreversibles. El calentamiento global tiene efectos adversos sobre los ecosistemas, la salud de las personas y los medios de subsistencia en todo el mundo, así lo confirman diferentes organizaciones de carácter internacional y numerosos estudios realizados. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) el cambio climático podría provocar 250.000 muertes más cada año a partir del 2030. Por otro lado, la Organización Internacional del Trabajo (OIT) afirma que, incluso en un escenario de mitigación efectiva del cambio climático, los efectos del aumento de temperatura llevarán a la pérdida del equivalente de 72 millones de empleos-año de tiempo completo para el 2030.

    La Unión Europea ha manifestado su voluntad y compromiso para situar a nuestro continente en la vanguardia en la lucha contra el cambio climático. La normativa de la Unión Europea (llamada “paquete de invierno” sobre energía y clima) ha fijado el objetivo de reducir las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) en un 40% para el año 2030 (respecto al año 1990) y alcanzar la neutralidad en carbono para el año 2050. España presentó, en febrero de este año, su Plan Nacional Integrado de Energía y Clima (PNIEC) y estableció como objetivo una reducción del 21 % (respecto al año 1990) de emisiones de GEI para el 2030 y, al menos, una reducción del 90% (respecto al año 1990) para el 2050. Lograr estos objetivos significa hacer transformaciones profundas en la forma de producir y consumir energía.

    Es necesario realizar una transición energética, dejando atrás la quema de combustibles fósiles e impulsando las energías renovables, aumentando la eficiencia energética, realizando un cambio en el modelo de producción, de movilidad, etc. Para CCOO la transición energética debe ser realizada con criterios de justicia social donde se tenga en cuenta a trabajadoras y trabajadores y los territorios afectados por el declive de los sectores industriales, es decir, debe ser una transición justa que no deje a nadie atrás. Llamamos la atención sobre cuatro aspectos fundamentales: Establecer medidas de protección social a las trabajadoras y trabajadores afectados por este proceso, aportar alternativas reales y creíbles para las personas y territorios afectados, la necesidad de tener una planificación previa, esto tiene que ver con tener un compromiso político claro, a medio y largo plazo, y por último constituir un organismo que controle y garantice que los proyectos y los fondos económicos destinados para una transición justa sean utilizados con transparencia de manera eficaz y eficiente.

    Pero la transición ecológica es mucho más que la transición energética. Hay que actuar sobre nuestros residuos, cambiar materias primas, sustituir productos químicos, mejorar la gestión del agua, desarrollar planes de acción medioambiental en las empresas…en definitiva mejorar la relación entre crecimiento y medio ambiente, una relación muy desequilibrada a favor del beneficio económico.

    Pero será imposible garantizar el éxito de la transición hacia un modelo económico más sostenible sin la sensibilización y la participación de todo el conjunto de nuestra sociedad.

    En los últimos tiempos estamos observando como la actitud de la opinión pública está cambiando, está considerando que ya está bien de promesas y quieren hechos. En este nuevo escenario destacamos las movilizaciones juveniles que se están dando en muchos países europeos y del mundo. La juventud exige justicia climática y reclama a los partidos políticos que tomen medidas ambiciosas, efectivas y de inmediata rapidez para frenar el cambio climático. Consideran que la inanición de los estados y los políticos les está robando su futuro.

    En este contexto, la Confederación Sindical Internacional (CSI), ha convocado para el 26 de Junio el “Día Mundial de Acción Medioambiental en los centros de trabajo” con el fin de sensibilizar a las empresas en la lucha contra el cambio climático y reclamarles su compromiso en adaptar los centros de trabajo, estableciendo otro modelo de producción más sostenible. Desde la Confederación Sindical de Comisiones Obreras nos unimos a esta iniciativa y focalizamos nuestra acción sindical, en medio ambiente, en el ámbito laboral.

    Necesitamos sensibilización y formación medioambiental; ser consciente de la responsabilidad compartida que tenemos todos los agentes de la sociedad en la lucha contra el cambio climático y, además, ser partícipes en los cambios que han de producirse para alcanzar un modelo más sostenible, económica, social y medioambientalmente.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.