Resolución de CCOO de Castilla y León en relación al proceso electoral de 26 de mayo y las negociaciones para conformar gobiernos

    Las elecciones celebradas el 26 de mayo al Parlamento Europeo, a la Comunidad Autónoma y a sus Ayuntamientos, 2.248, y por derivación de estos últimas, a las Diputaciones Provinciales, así como a las 2.227 Juntas Vecinales, han constituido a juicio de la Ejecutiva de CCOO de Castilla y León, un proceso electoral realizado de forma ejemplar y democrático, como lo han sido históricamente desde los primeros tiempos de la democracia española.

    30/05/2019.
    Sede autonómica de CCOO-CyL en Valladolid.

    Sede autonómica de CCOO-CyL en Valladolid.

    Tenemos que resaltar la alta participación ciudadana en las elecciones en los tres ámbitos, positivo para un sistema democrático fuerte sustentado en las organizaciones políticas y en la participación popular en las elecciones y en la democracia representativa y participativa.

    Los resultados habidos tienen o pueden tener, en función de los acuerdos, múltiples lecturas. En nuestro caso, como primera fuerza sindical de España y de Castilla y León queremos resaltar de forma singular las siguientes conclusiones:

    - Unas Cortes de Castilla y León, con la representación más amplia de la historia, con siete partidos, y por tanto bastante fraccionamiento, sin mayorías absolutas de ninguno, por lo que la negociación, el consenso y el acuerdo es una tarea de los partidos políticos y de los grupos parlamentarios de obligado cumplimiento, un parlamentarismo activo en búsqueda de acuerdos para un gobierno estable que dé soluciones reales a los problemas y necesidades de la ciudadanía.

    - Un Partido Socialista Obrero Español claramente vencedor en nuestra Comunidad en estos tres procesos electorales, y que en el caso de las Cortes no es suficiente para poder gobernar, ya que en ellas se produce un número mayor de votos y de procuradores de los partidos “denominados” de centroderecha.

    - Los partidos políticos a la izquierda del PSOE, Podemos e Izquierda Unida, consiguen una residual representación en la Cámara debido al voto útil, entre otras causas, que deberían ser analizadas con cierta autocrítica por las consecuencias que tienen para un número importante de ciudadanos que ven desaparecida o menguada su representación en el Parlamento autonómico.

    - CCOO de Castilla y León lamenta profundamente la entrada de la ultraderecha en las Cortes, por primera vez en nuestra Comunidad, aunque esta sea de forma mínima y con mucha menor presencia de lo que pretendían.

    - En cuanto a las elecciones a las Entidades Locales, constatamos que se ha producido, en general, un vuelco electoral importante a favor del Partido Socialista, pero matizado también con múltiples fraccionamientos en muchas de ellas, y notables excepciones, como en el caso de los ayuntamientos de las capitales de Ávila o Zamora.

    En cualquier caso, como es obvio, se está produciendo un proceso de negociaciones, en el caso de la Comunidad, a dos bandas, entre los tres grupos parlamentarios PSOE, PP y C´s para conformar un Gobierno, que debiera ser fuerte, estable y con proyección de futuro. En opinión de CCOO de Castilla y León, estos procesos de negociación debieran cumplir, al menos, con estos parámetros:

    - Que se realicen pensando en los intereses propios y legítimos de Castilla y León, tanto en el ámbito autonómico como en las negociaciones y acuerdos en los ámbitos territoriales, buscando la mejor gobernabilidad de nuestras instituciones y no en otros intereses más alejados de nuestra realidad y nuestro ámbito competencial.

    - Que se produzcan teniendo en cuenta el acuerdo posible y su defensa sobre financiación autonómica, y pensando en un sistema tributario más justo y progresivo, que permita recaudar más y mejor y que con ello se recuperen y se desarrollen adecuadamente los servicios públicos de sanidad, educación y servicios sociales, entre otros, que configuran el modelo europeo y español de estado social y democrático de derecho avanzado que perseguimos, desarrollando y mejorando el denominado estado de bienestar.

    - Que defiendan y promuevan la participación ciudadana organizada en las instituciones y en la vida pública, así como los procesos de Diálogo Social Tripartito Autonómico y Local, que tanta trayectoria e importancia tienen en nuestra Comunidad, con las organizaciones sociales legitimadas para ello.

    En todos estos ámbitos locales, y en la propia Comunidad Autónoma, las negociaciones para formar gobiernos tendrán que ser múltiples y variadas, pero en todo caso deberán producirse con sentido de la responsabilidad y legitimidad democrática, dejando fuera de esas negociaciones y de los futuros gobiernos a la ultraderecha, poniendo todo el empeño en la regeneración del sistema democrático, erradicando en la medida de lo posible los problemas y deficiencias que arrastramos en el funcionamiento de nuestro sistema democrático, mejorándolo en todas las Administraciones Públicas que conforman nuestro entramado institucional y ejercitando la coordinación, la colaboración y lealtad institucional entre todas ellas.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.