Indra León se sumó el pasado día 17 al paro de todos los centros que esta tecnológica tiene repartidos por todo el país

    Los trabajadores y las trabajadoras de Indra en León apoyó el pasado viernes día 17 de mayo la jornada de paro parcial propuesta desde el conjunto de representantes de las personas trabajadores de Indra Sistemas para todos los centros que existen en España, y que se prolongará durante los dos próximos meses. Tras casi un año de negociaciones que afectaban, entre otras cosas, a la implantación de un convenio único de referencia (el Convenio de la Industria, los Servicios y las Instalaciones del Metal de Madrid) para el conjunto de la plantilla, la ordenación de la jornada continua, un ajuste real a las categorías profesionales que se corresponda a la función realizada, el reparto de beneficios o la no absorción de los incrementos por convenio, la empresa decidió retirar, sin previo aviso, los puntos del acuerdo colectivo tratado y cerrados en meses anteriores. De ahí la movilización del otro día y las próximas planteadas.

    22/05/2019.
    Indra León se sumó el pasado día 17 al paro de todos los centros que esta tecnológica tiene repartidos por todo el país

    Indra León se sumó el pasado día 17 al paro de todos los centros que esta tecnológica tiene repartidos por todo el país

    Por todo ello, el comité de empresa, formado en su totalidad por delegados y delegadas de CCOO, declara que mantendrá el calendario de movilizaciones previstas en todos los centros de trabajo del país, entre las 11:00 y las 13:00 horas de la mañana, para las siguientes jornadas: 24 de mayo, 7, 14, 21 y 28 de junio, y 5 de julio.

    Los más de 100 trabajadores del centro de León, que cumple ya 12 años en la ciudad, indican que tienen motivos de sobra para apoyar estas movilizaciones. A los problemas endémicos que sufre la tecnológica se le ha de sumar la conocida aleatoriedad en las retribuciones (a igual trabajo, nivel o experiencia, disparidad de salarios dentro del mismo equipo); los atropellos realizados con el cambio de convenio; la falta de incentivos; el tajante y absurdo rechazo a la jornada continua; o los recientes casos de discriminación salarial hacia la mujer, que se ha saldado con resoluciones de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social contrarias a los intereses de Indra.

    No se debe olvidar que la multinacional Indra se sitúa como la principal empresa tecnológica de nuestro país. En la actualidad cuenta con 43.000 empleados y su principal accionista es el gobierno de España, a través de la SEPI (Sociedad Española de Participaciones Industriales). El pasado trimestre su beneficio neto era superior a los 18 millones, lo que supuso un crecimiento de más de 70% con respecto al año anterior. Sin embargo, la empresa sigue pagando a sus trabajadores y trabajadoras en el orden de un 25% por debajo de la competencia. Tras años sin subidas en la mayoría de casos debido a un sistema de incentivos por objetivos opaco y subjetivo, los únicos que ven como sus ingresos aumentan son los integrantes de la dirección. Si el talento en Indra somos todos, ¿por qué el beneficio es solo para la dirección?...

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.