Nino Fernández espera que en 2021-2022 hayamos recuperado el trabajo que había antes de la crisis

    “Esperamos que, a este ritmo de creación de empleo, entre 2021 y 2022 hayamos recuperado el nivel de empleo que había en 2007, antes de la crisis”. Esta es la apreciación que ha realizado hoy Saturnino Fernández, el secretario de Empleo, Política Institucional y Diálogo Social de CCOO Castilla y León en la presentación del informe sobre el Mercado de Trabajo en Castilla y León y en España. El sindicato va a luchar porque ese trabajo que se está creando sea de mejor calidad. Por eso ha señalado la necesidad de que el próximo Gobierno modifique las normas para que sea posible rebajar la temporalidad y la parcialidad de los contratos y para que haya salarios justos en nuestro país.

    16/04/2019.

    Por este motivo Fernández ha exigido un nuevo Estatuto de los Trabajadores que restaure la negociación colectiva, recupere la ultractividad de los convenios, vuelva a dar preponderancia al convenio sectorial sobre el de empresa, regule la subcontratación y recoja las nuevas formas de trabajo derivadas de las plataformas de internet, especialmente los falsos autónomos. También ha solicitado que se persiga el fraude en la contratación, especialmente el encadenamiento de contratos temporales. Saturnino Fernández ha recordado que la Iniciativa Legislativa Popular impulsada por CCOO y UGT para lograr una renta garantizada en nuestro país, a semejanza de la que existe en Castilla y León, está paralizada en el Congreso de los Diputados desde hace años y ha pedido al ejecutivo que salga de las urnas que desbloquee su debate parlamentario. “Hace falta dar un buen impulso a la atención a la dependencia, no solo para tener bien atendida a la población que lo necesita, sino también para crear empleo en este sector” ha recordado.

    El empleo crecerá en el sector público y la construcción

    Precisamente de creación de empleo trata el documento que ha presentado hoy en rueda de prensa Nino Fernández, junto a su autora, Beatriz Sanz, adjunta a la Secretaría de Empleo. “El trabajo del presente y del futuro vendrá de las Administraciones Públicas, donde se deberían cubrir, por fin, las vacantes, sobre todo por las jubilaciones, y de la construcción” ha dicho Fernández tras explicar que ha descendido el trabajo en sectores que están en declive como la agricultura, la ganadería y el pequeño comercio. Por ese motivo la mayor destrucción de empleo se está dando entre los trabajadores y trabajadoras por cuenta propia mientras sube, constante, pero lentamente, el empleo asalariado.

    Beatriz Sanz ha explicado que ya hemos recuperado el 40% del trabajo que se perdió durante la década de la crisis económica, el 65% si sólo miramos al trabajo por cuenta ajena. En España la recuperación de empleo ha sido del 64%. Pero el empleo que se crea es de muy baja calidad. Saturnino Fernández ha centrado el objetivo sindical en forzar que la normativa laboral cambie esta situación en la que el 66% de los contratos duran menos de 6 meses y más del 38% son a jornada parcial. “La salida de la crisis ha provocado desigualdad y precariedad en el mercado laboral y vamos a seguir trabajando para cambiar este tendencia”. Además de que este tipo de contratación comporta salarios muy bajos compromete también las cotizaciones a la Seguridad Social y el sistema público de pensiones han matizado.

    Hemos perdido 15.000 trabajadores y trabajadoras

    Beatriz Sanz ha dado otro dato preocupante: sólo en 2018 la población en edad de trabajar ha descendido en 15.000 personas. El descenso en la población activa de Castilla y León ha sido una constante en los últimos años, aunque los motivos están variando. “Hasta el año 2017 era la emigración de Castilla y León la que provocaba este descenso, pero en 2018 la salida y entrada de personas está equilibrada y lo que está ocurriendo es que hay un saldo vegetativo negativo, es decir mueren más personas de las que nacen”.

    Por lo demás el año 2018 ha sido, según la Encuesta de Población Activa, positivo en la creación de empleo en Castilla y León con 11.000 puestos de trabajo más que en el año anterior y 23.900 personas paradas menos. Pero el ritmo se ha ralentizado bastante por lo que aún habrá que esperar hasta 2021-2022 para lograr el nivel de empleo que había en 2007. Tenemos más de 135.000 desempleados y desempleadas en Castilla y León de los que casi el 48% no cobran prestación por desempleo, bien por ser parados de larga duración o por no tener derecho por el tiempo de trabajo. Por eso para CCOO también es importante que se restituyan las prestaciones por desempleo al mismo nivel que estaban antes de la crisis.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.