“Tus derechos, la mejor medicina”, una campaña para visibilizar la dura realidad de las camareras de piso

    Comisiones Servicios de Castilla y León ha presentado esta mañana en Valladolid la campaña nacional sobre la salud laboral de las camareras de piso, “Tus derechos, la mejor medicina”. El objetivo de la misma no es otro que visibilizar la dura realidad laboral de este colectivo. Esta situación les lleva a un alto consumo de fármacos para paliar el dolor que sufren como consecuencia de unas deficientes condiciones laborales, las dificultades que tienen para conciliar el sueño y graves estados de ansiedad. Nuestros compañeros también han hecho hincapié en la bonanza del sector turístico en la Comunidad, con cuatro años seguidos de registros récord, “pero que no se trasluce en mejoras técnicas para estas profesionales, un empleo de más calidad y más contratos de trabajo a tiempo completo”, señala Marcos Gutiérrez, secretario general de la Federación de Servicios de CCOO de Castilla León.

    08/04/2019.

    Además de Marcos Gutiérrez han estado presentes en la rueda de prensa celebrada en el salón de actos, “Sala Julián Ariza” de nuestra sede vallisoletana, Mª Jesús González Moro (secretaria de Hostelería, Restauración Colectiva y Pymes), Gonzalo Fuentes (coordinador federal de Hostelería y Turismo de Servicios CCOO) y José Rodríguez Valdés (responsable de Salud Laboral de la Confederación Sindical de CCOO).

    Este trabajo en los departamentos de piso viene caracterizado por la invisibilidad social, por ser un sector totalmente feminizado con una doble presencia trabajo-hogar, con fuerte implantación de población inmigrante, con bajos salarios y bajo reconocimiento profesional. Es un empleo de alta estacionalidad, con contratación flexible, temporal y a tiempo parcial.

    Las malas condiciones laborales, la carga de trabajo cada vez más agotadora y el incremento de la intensidad y los ritmos de trabajo, han impactado sobre la salud de estas trabajadoras, propiciando la instalación de patologías físicas y psicológicas, que inician con los dolores y la ansiedad y se instalan en la depresión, dando lugar a mayores tasas de accidentes debido a condiciones ergonómicas como posturas forzadas, manipulación de cargas y lesiones graves de dolores de espalda, cuello, brazos, rodillas… en resumen, trastornos músculo-esqueléticos.

    El turismo crece pero las camareras de piso sufren la mayor temporalidad de España,

    Las camareras de piso que trabajan en hoteles en Castilla y León, alrededor de 7.000, sufren una temporalidad del 38%, la más alta del conjunto nacional, donde la media de precariedad del colectivo se sitúa en el 29%. Gonzalo Fuentes ha denunciado que pese a que los datos del sector turístico crecen cada año en la Comunidad, las condiciones de este colectivo no mejoran y cada vez sufre más precariedad y fraude en su contratación, con mayores cargas de trabajo que impactan directamente sobre su salud.

    Según los datos expuestos por nuestro compañero Fuentes, Castilla León cuenta con 1.233 hoteles y 32.000 habitaciones. El crecimiento continuado del número de turistas y pernoctaciones, “con cifras récord año tras año durante los últimos años, no se corresponde con la realidad del empleo en el sector. Se crea poco trabajo, es en precario y en muchos casos hasta fraudulento, puesto que se contrata a estas personas por un tiempo y luego realizan más horas de las que tienen reguladas”. Para añadir que “hacen falta más inspectores de Trabajo en la Comunidad que destapen estas situaciones, porque este crecimiento del turismo no llega a la economía local ni a las trabajadoras afectadas en esta tierra”, ha subrayado.

    Fuentes ha pedido a la patronal del sector que parte de estos beneficios se invierta en innovación, en medios técnicos y humanos a través de la negociación colectiva. El coordinador federal de Hostelería y Turismo de Servicios CCOO ha denunciado que en España, durante el año pasado, se mejoraron los hoteles con un desembolso de 5.000 millones de euros. “Pero esto no se ha visto reflejado en mejorar las condiciones de las trabajadoras, al revés, estas han empeorado. Cada vez tiene mayores dificultades en el desempeño de su cometido al tener que limpiar más baños de metacrilato, camas cada vez más grandes o terrazas con cristaleras enormes. Por lo tanto, pedimos a los empresarios que inviertan en innovaciones que faciliten estos empleos, así como para reducir la elevada carga de trabajo por persona que en estos momentos tienen las camareras de piso”, ha remarcado.

    Marcos Gutiérrez, en esta misma línea, ha puesto sobre la mesa la falta de medidas de salud laboral en los establecimientos hoteleros. Es por ello que ha exigido acuerdos entre todas las partes implicadas para paliar la dura realidad que sufre este colectivo. Gutiérrez ha apelado a concienciar sobre un “problema gravísimo, cuando en el siglo XXI hay trabajadoras que ven mermada su salud por sus duras condiciones de trabajo. Esto hay que impedirlo ya”, ha demandado.

    Pese a todo, se van dando pasos en aras de lograr revertir esta dramática situación. “Ya se han alcanzado varios logros para este colectivo dentro de la Mesa Estatal para la Calidad en el Empleo en el seno de la Hostelería. Una parte de la campaña, ‘Tu Salud, el mejor plan’, va dirigida a informar de los mismos, como el reconocimiento de varias lesiones de mano o muñeca, codo y hombro como enfermedades profesionales.Es por ello que las mutuas deberán reconocer ya estas dolencias, lo que supondrá aumentar la prestación entre un 15 y un 25%, frente a la menor cantidad de las contingencias comunes. Asimismo, las medicinas del tratamiento son gratuitas, y mientras la trabajadora esté de baja, si se extingue su contrato, no consumirá su prestación por desempleo”, ha apuntado.

    El uso de sedantes y analgésicos entre estas trabajadoras se ha disparado

    José Rodríguez Valdés, ha indica do que CCOO también centrará una parte de la campaña, ‘Tus derechos, la mejor medicina’, en tratar de informar y concienciar a estas trabajadoras del riesgo de utilizar medicamentos sin control frente al dolor y la ansiedad y falta de sueño.

    Rodríguez Valdés aseguró que el uso de sedantes (psicofármacos, ansiolíticos o antidepresivos) crece constantemente y su consumo pasó del 5,1 al 8,2% del colectivo entre 2008 y 2014. Asimismo, constató que el 70% de estas trabajadoras consume a diario analgésicos y antiinflamatorios, por lo que el sindicato lanza esta campaña estatal de sensibilización, ante los graves riesgos para su salud del consumo descontrolado de estos fármacos.

    En esta línea, Valdés ha anunciado que están elaborando una guía sobre los riesgos ergonómicos y psicosociales, para este colectivo, de la que ya tienen un borrador y sacarán en breve.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.