CCOO de Castilla y León cuida a su afiliación

    CCOO de Castilla y León puso en marcha ayer miércoles día 27 de abril en Valladolid dos programas de Mindfulness y Autocuidado para aprender a gestionar el estrés de una forma más efectiva y acercarnos a un estilo de vida más saludable. Esta iniciativa parte de la Secretaría de Salud Laboral, a través de su Departamento de Drogodependencias, y forma parte de la Campaña Autocuida-t. Debido a la alta demanda de solicitudes de nuestra afiliación de Valladolid, se han hecho dos grupos para poder acoger a un mayor número de participantes. Sendos programas se imparten en las instalaciones con las que cuenta Foremcyl (Fundación para la Formación y el Empleo de CCOO-CyL) en el polígono industrial de San Cristóbal, ya que el amplio espacio con el que cuentan va a favorecer la realización de las dinámicas de grupo.

    28/03/2019.
    Un instante de la jornada formativa.

    Un instante de la jornada formativa.

    Durante la realización de los programas se hace hincapié enlareducción de toxinas(alcohol, tabaco y otras drogas)y en lagestión del estrés dentro de la prevención de riesgos psicosociales. Todo ello para poner de relieve la importancia que tiene el fomentar entornos saludables y la promoción de la salud en el ámbito laboral, como una forma de mejorar las condiciones de trabajo y como un factor de protección. Es impartido por la técnica de este Departamento, Beatriz Rubio Campos.

    Los 30 asistentes, en su mayoría afiliados a CCOO, proceden de distintos sectores laborales: industria, administración pública, construcción y servicios, etc. Muchos de ellos vienen de los sectores más vulnerables y padecen riesgos de carácter psicosocial que a menudo se manifiestan en forma de estrés o síndrome del quemado (burnout), como son los sectores de sanidad y enseñanza. Los riesgos psicosociales existen en cualquier lugar de trabajo, pero desde CCOO pensamos que pueden evaluarse y gestionarse satisfactoriamente incluso si se cuenta con recursos limitados.

    Estas técnicas que están avaladas por la comunidad científica han demostrado ser eficaces en el tratamiento de afecciones como el estrés crónico, ansiedad, depresión, trastornos del sueño, el abuso de drogas o el dolor crónico, entre otras y que en definitiva nos ayudan a mejorar la calidad de vida. Las prácticas de atención plena suponen además una herramienta efectiva en el proceso de dejar de fumar, y ayudan a evitar las frecuentes recaídas, así como una forma de gestionar la ansiedad que surge al dejar este mal hábito.

    Una sesión semanal de hora y media

    Los programas de trabajo, que tendrán una frecuencia de hora y media semanal, se realizarán los miércoles. Tendrán una duración de 10 sesiones, y seguirán una metodología participativa. Esto es, las dinámicas de trabajo están orientadas a generar lazos de confianza y apoyo mutuo entre las personas participantes. En este sentido, las actividades que se desarrollan en las sesiones facilitan el inter­cambio de experiencias de los participantes, fomentando el autoconocimiento y la gestión emocional. Las tareas serán muy prácticas y didácticas, para incentivar la atención y creatividad del grupo.

    Estos programas suponen un factor de protección frente a los riesgos psicosociales presentes en el ámbito laboral, que nos ayudan a prevenir el estrés crónico y sus graves consecuencias para la salud.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.