La presión sindical logra recuperar y mejorar el subsidio para las personas desempleadas mayores de 52 años

    La presión de las dos centrales sindicales mayoritarias de este país, una vez más, ha dado el resultado perseguido: la recuperación y mejora del subsidio para aquellas personas desempleadas mayores de 52 años. Ayer, miércoles día 13 de marzo, entró en vigor el “nuevo” subsidio acordado en la mesa de diálogo social estatal el pasado mes de septiembre, y reclamado constantemente por CCOO. Aunque había sido aplazada su publicación en el Boletín Oficial del Estado (BOE) por motivos políticos; llevarlo en el proyecto de Presupuestos Generales del Estado para 2019 entre el PSOE y Podemos, y al no prosperar éstos, por fin se publicó en el BOE el pasado martes día 12 mediante el Real Decreto-Ley 8/2019 de 8 de marzo.

    14/03/2019.
    SEPE-Servicio Público de Empleo Estatal de España.

    SEPE-Servicio Público de Empleo Estatal de España.

    En la actualidad, en España perciben este subsidio 270.000 personas, 155.000 hombres y 115.000 mujeres. De este montante estatal, los beneficiarios en Castilla y León ascienden a 14.650 personas, de las cuales 8.950 son hombres y 5.700 son mujeres.

    “Con las nuevas características del subsidio, en los que se rebaja la edad, el requisito de rentas individual y su alargamiento hasta la edad de jubilación ordinaria, entre otros, es muy factible que estas cifras aumenten de forma significativa. Nosotros creemos que se pueden elevar en torno a un 50%, como estimación más ajustada. Por lo tanto, la cifra estatal se puede incrementar hasta cerca de 400.000 beneficiarios, de los cuáles, en torno a 20.000 corresponderían a nuestra Comunidad. Además, la prestación mejora con el 125% de cotización mínima durante todo el tiempo que dure y, por lo tanto, se producirá una mejora de la prensión futura. Es más, también se percibirá completa aunque provenga de un contrato a tiempo parcial”, señala Saturnino Fernández, secretario de Empleo, Política Institucional y Diálogo Social de CCOO de Castilla y León.

    En todo caso, las mejoras en cotización, el alargamiento hasta la edad de jubilación…, afectan a los nuevos solicitantes y a los que ya lo estaban percibiendo. El requisito esencial es que la persona perceptora esté desempleada, que haya cotizado al menos 15 años a la Seguridad Social y 6 años al desempleo por cuenta ajena, y esté inscrita en las oficinas de empleo. Además, las nuevas características son las siguientes:

    - Acceso a partir de los 52 años, frente a los 55 años hasta hoy en vigor.

    - Duración del subsidio hasta la edad ordinaria de jubilación. Actualmente se extinguía en la primera edad posible de jubilación anticipada.

    - Base de cotización por el 125% de la base mínima de cotización, frente al 100% anterior.

    - Toma en consideración exclusivamente los ingresos de la persona en desempleo, que ya fue corregido gracias a una Sentencia del Tribunal Constitucional.

    - Acceso al subsidio completo aunque se proceda de un empleo a tiempo parcial, mejora incluida por los sindicatos.

    - No exigencia de cotizar durante 90 días previamente a la percepción del subsidio, también incluido como consecuencia de la demanda sindical, que se incorpora.

    - Garantía de los plenos efectos de los periodos cotizados con este subsidio para acceder a cualquier modalidad de jubilación, también consecuencia del acuerdo entre sindicatos y gobierno.

    Además de todo lo anterior, este Real Decreto-Ley regula ciertas mejoras para las prestaciones familiares de la Seguridad Social, las cuantías mínimas de las pensiones de incapacidad permanente total, y algunas medidas de fomento del empleo indefinido para trabajadores/as agrarios/as y para personas desempleadas de larga duración, y así mismo el registro de la jornada a fin de combatir la precariedad y el fraude. “A juicio de CCOO, en este supuesto la reforma del gobierno se ha quedado muy corta”, remarca nuestro compañero.

    Junto con estas mejoras, CCOO reclama al gobierno una subida importante del IPREM para el 2019, al igual que ha sucedido ya con el SMI, con las pensiones o con el salario de las administraciones públicas. ¿Por qué? Puesto que este indicador es el que cuantifica las ayudas. En este momento la ayuda para las personas desempleadas mayores de 52 años asciende a 430 euros (supone el 80% del IPREM). Se trata de una cuantía claramente insuficiente para vivir dignamente.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.