CCOO logra la restitución de sus salarios a la plantilla de C&D Foods por sentencia judicial

    La Federación de Industria de CCOO Castilla y León ha logrado que los 70 trabajadores y trabajadoras de C&D Foods recuperen su salario tras la sentencia emitida por el Juzgado de lo Social número 1 de Valladolid. La empresa no ha podido, según esta sentencia, acreditar las pérdidas que alegaba para reducir unilateralmente una media del 9% el sueldo a sus empleados y empleadas amparándose en la Reforma Laboral. La empresa, que se dedica a la fabricación de alimentos para animales de compañía en Valladolid, también quitó los 5 días de asuntos propios a su plantilla para “aumentar la productividad”.

    08/03/2019.
    C&D Foods en Valaldolid-Google Street View.

    C&D Foods en Valaldolid-Google Street View.

    La sentencia da respuesta al conflicto colectivo planteado por CCOO contra la decisión unilateral de la compañía multinacional irlandesa que no se avino en ningún momento a la negociación de esta rebaja de salario y de condiciones laboral a pesar de que la cuestión llegó hasta el Serla. Ahora el Juzgado señala que no había circunstancias que justificaran esta medida ya que la empresa se ha visto incapaz de acreditar pérdidas. Aunque la Reforma Laboral de 2012 capacita a las empresas para tomar medidas similares, exige que, al menos, las empresas acrediten pérdidas. El juzgado ha anulado la rebaja salarial, que además era indefinida, al apreciar “dudas razonables de que las cuentas de la empresa reflejen su situación real”.

    Por esta sentencia la plantilla recupera los salarios que tenían antes del mes de mayo de 2018, fecha en que se empezó a aplicar la reducción del 7% de los salarios menores de 20.000 euros y del 10% para el resto. La multinacional alegó también que el convenio de empresa estaba por encima del convenio del sector, algo que el juez ha desestimado ya que el convenio tiene fuerza de ley y sólo se permite el descuelgue si se acredita una situación económica desfavorable, algo que C&D Foods no ha podido demostrar tras la presentación de los informes periciales solicitados por CCOO.

    Aunque la sentencia está recurrida, la Federación de Industria de CCOO Castilla y León señala que la empresa tiene el deber de abonar las cantidades adeudadas a la plantilla desde mayo de 2018. También consideramos que esta sentencia es ejemplar para evitar que las empresas multinacionales intenten saltarse la ley para reducir las condiciones laborales de los trabajadores y trabajadoras españoles.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.