CCOO logra la homologación de todos los bomberos profesionales de la región

    El tesón, la perseverancia y no cejar en la lucha han sido determinantes para que Comisiones Obreras de Castilla y León, a través de la Federación de Servicios a la Ciudadanía, y en colaboración con otros sindicatos, haya logrado la homologación de todos los profesionales de los servicios de prevención, extinción de incendios y salvamento (SPEIS) existentes en la Comunidad. El pasado miércoles día 6 de febrero se produjo en las Cortes Regionales de Castilla y León la aprobación, por unanimidad de los diferentes grupos políticos parlamentarios, la modificación de la Ley 4/2007, de 28 de marzo de Protección Ciudadana de Castilla y León. Merced a esta determinación se ha logrado la homologación de los SPEIS con el resto de intervinientes en las emergencias y catástrofes en nuestra región.

    08/02/2019.
    Bomberos.

    Bomberos.

    “Después de más 16 años de arduas negociaciones entre los representantes de los trabajadores y de la administración regional, ya que los primeros pasos los iniciamos en 2002, y negociaciones con cuatro consejeros de la Junta distintos, hemos logrado este merecido objetivo que se viene aplicando desde hace años ya en otras Comunidades Autónomas de nuestro país”, señala Mateo de la Viuda Lozano, responsable de esta área por parte de CCOO-CyL.

    Este reconocimiento supone que, como mínimo, todos los profesionales afectados van a subir una categoría, y en algunos casos dos. “Pasarán de los subgrupos c2 y c1, al c1, al a2 o al a1, donde le corresponda a cada profesional. Se debe hacer de manera automática, aunque ahora el problema lo tienen las administraciones locales y provinciales para obtener los recursos económicos necesarios encaminados a que se haga realidad esta modificación”, afirma nuestro compañero.

    Una subida media de 120€ mensuales para los 900 profesionales afectados

    A la hora de convertir esto en dinero, la nueva modificación puede suponer de media un incremento salarial de 120€ mensuales para un colectivo de 900 profesionales repartidos por toda la Comunidad. “Esta cuantía varía en función de la antigüedad y de la categoría laboral que se tenga. El lograrlo ha supuesto todo un hito, pero no terminan aquí nuestras demandas, puesto que las carencias y necesidades para que los bomberos profesionales de Castilla y León puedan brindar un servicio de calidad a la ciudadanía de esta tierra aún son relevantes”, subraya Mateo de la Viuda.

    Incrementar el número de efectivos profesionales y crear nuevos parques de bomberos repartidos de forma razonable por todo el vasto territorio de Castilla y León. “Ahora es el momento de seguir luchando para dotar a toda la región de un servicio integral de protección en relación con los SPEIS. El número idóneo de efectivos sería de unos 1.600, por lo que la cifra actual es totalmente insuficiente para poder llevar a cabo nuestro cometido. Y poner en marcha más centros operativos con efectivos adecuados en cada una de las nueve provincias de la Comunidad. Desde CCOO seguiremos luchando, como hasta ahora, pero espoleados por este éxito, para seguir alcanzado logros totalmente necesarios”, sostiene De la Viuda Lozano.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.