Una gran "Marea blanca" vuelve a exigir la recuperación de la sanidad pública en Castilla y León

    “Nos sigue doliendo la sanidad” era el lema de la manifestación convocada por las Plataformas en defensa de la sanidad de toda Castilla y León el sábado, 26 de enero, en las calles de Valladolid. La frase advertía sobre los motivos de la gran marcha, con 50.000 participantes. Por un lado se exigía la recuperación del “enfermo” que es la sanidad pública en nuestra Comunidad, pero, a la vez, se recordaba que no era la primera señal de alarma sobre el descontento ciudadano con la gestión que la Consejería de Sanidad hace de la salud de los castellanos y leoneses. Hace un año las calles de Valladolid también se llenaron para pedir el fin de los recortes y el mantenimiento de los servicios sanitarios públicos. Por eso, ahora, a los lemas se unió la petición de dimisión del consejero, Antonio Sáez Aguado. El sindicato Comisiones Obreras, presente en todas las Plataformas, participó con una gran representación en la movilización.

    28/01/2019.
    26-01-2019 Manifestación por la sanidad pública en Valladolid

    26-01-2019 Manifestación por la sanidad pública en Valladolid

    La comitiva de CCOO partió de la sede sindical de la Plaza Madrid sobre las 11,30 horas con su propia pancarta en la que se podía leer “Por una sanidad pública, universal y de calidad. La salud es dignidad e igualdad”. Más de una hora hubo que esperar para que la representación sindical, encabezada por el secretario general, Vicente Andrés, y por la secretaria de la Federación de Sanidad y Sectores Sociosanitarios de CCOO Castilla y León, Ana Rosa Arribas, pudiera incorporarse a la enorme riada humana que salió de la Plaza de Colón para rodear la Consejería de Sanidad y enfilar en centro de la ciudad para llegar a la Plaza de Portugalete donde se leyó el manifiesto. La batucada de CCOO amenizó el largo recorrido. En la pancarta de CCOO o en sus inmediaciones estuvieron todos los secretarios generales de CCOO en las Federaciones y en las diferentes provincias de Castilla y León. Cientos de compañeros y compañeras del sindicato vinieron desde todos los puntos de la Comunidad para unirse a la marcha, bien formando parte de la comitiva sindical, o en las amplísimas representaciones que vinieron de todas las provincias, de las comarcas, de los pueblos y ciudades portando sus propias pancartas, carteles y atuendos.

    Miles de lazos blancos

    En las verjas de la Consejería de Sanidad se colgaron miles de lazos blancos para recordar la necesidad de sostener una sanidad pública que llegue hasta el último rincón de la extensa Autonomía en la que residimos. La sanidad rural ha sufrido especialmente los recortes promovidos desde la Consejería con la pérdida de personal sanitario de atención primaria y la falta de especialistas. También las citas médicas se eternizan en los centros de primaria de las capitales. Las reivindicaciones llegaban a las listas de espera en los hospitales para las intervenciones quirúrgicas también por falta de medios económicos y materiales. Al paso de la manifestación por un conocido hospital privado de la capital vallisoletana arreciaron los gritos de “nada, nada, nada para la privada”. Los conciertos con los centros privados también figuran entre las reivindicaciones de las Plataformas por la sanidad pública.

    Las cosas están peor que hace un año

    El final de la manifestación tuvo como protagonista al presidente de la Asociación para la Defensa de la Sanidad Pública (ADSP) de Madrid, Marciano Sánchez Bayle. El veterano defensor de la sanidad pública en nuestro país recordó que “hoy las cosas están peor que hace un año” en referencia a los nuevos centros sanitarios cerrados o con graves carencias de personal en el medio rural. El manifiesto repasó las reivindicaciones ya expresadas el año pasado, pero no corregidas por el Gobierno Regional y exigió “acabar de una vez por todas con los recortes”. Las Plataformas reclaamaron, en el texto leído por Sánchez Bayle, conceder un mayor peso en los presupuestos a la Atención Primaria, especialmente en el medio rural; recuperar todo el empleo perdido en el sistema sanitario público y dignificar el trabajo de sus profesionales; reducir todas las listas de espera, eliminar los conciertos con la sanidad privada y volver a un modelo de sanidad cien por cien público acabando con el sistema público-privado que inauguró el Hospital de Burgos (HUBU), que las Plataformas consideran “una sangría para las arcas públicas de esta Comunidad”.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.