CCOO demanda con urgencia un cambio en el actual modelo de movilidad

    Comisiones Obreras de Castilla y León se reafirma en la urgente necesidad de modificar el actual modelo de movilidad. Nuestro sindicato, en aras a esta necesidad vital, ha comenzado el año con la puesta en marcha de una campaña divulgativa encaminada a concienciar a la ciudadanía en lograr una movilidad sostenible al trabajo. Para ello, y por medio de la Secretaría de Migraciones y Medio Ambiente, se ha llevado a cabo durante la mañana de hoy viernes día 11 de enero, en el salón de actos, “Sala Julián Ariza” de nuestra sede de Valladolid, un encuentro con todas aquellas personas delegadas, sindicalistas y dirigentes interesados de la organización en este asunto. Al mismo han acudido cerca de medio centenar de personas.

    11/01/2019.

    Bajo el lema “¡Apaga el motor. Practica la movilidad sostenible!”, la responsable de la Secretaría, Cristina de la Torre, y la técnica en Medio Ambiente, Berta Garrido, han desglosado los pormenores de la campaña. Ambas han abordado diferentes estrategias y herramientas que tenemos a nuestra disposición para favorecer y fomentar esta tarea desde la acción sindical, y los beneficios que ello tiene para la sociedad. Se ha aprovechado el acto para hacer entrega del calendario de 2019 que ha editado la Secretaría con consejos y herramientas sindicales sobre movilidad sostenible.

    Esta jornada, que se repetirá en el resto de nuestras sedes en la Comunidad, es el preludio de la cita que tendrá lugar en el PRAE (Propuestas Ambientales Educativas) de Valladolid el próximo día 30 de enero. “Se trata de un encuentro gestado desde la mesa para la transición justa frente al cambio climático en el seno del Diálogo Social de Castilla y León sobre buenas prácticas de movilidad. En ella participaremos los dos sindicatos mayoritarios, la Junta, y la patronal. Sin duda, será un encuentro muy productivo”, señala De la Torre.

    Movilidad sostenible, segura, equitativa y saludable

    La movilidad sostenible es un asunto de total actualidad por lo que ello podría provocar de conseguir una mejora en este capítulo. “No podemos olvidarnos de que el 30% de los gases que provocan el efecto invernadero proceden del transporte. Indicar que el transporte supone el consumo del 40% de la energía en España, y esto es algo insostenible en el tiempo y tremendamente ineficaz. Además, los accidentes ‘in itínere’ suponen una de las mayores causas de siniestralidad laboral en este país”, afirma la responsable de la Secretaría.

    Su compañera ha hablado de la huella ecológica, “que debemos reducir de manera drástica a la mayor brevedad”. Para luego insistir en que si queremos alcanzar una movilidad de verdad sostenible hay que invertir la pirámide actual. “Ahora está arriba el vehículo particular, y por debajo la logística con los transportes de mercancías, el transporte público, los ciclistas y los peatones. Pues bien, hay que darle la vuelta a esto cuanto antes si queremos alcanzar el objetivo que perseguimos”, remarca Garrido.

    ¿Cómo? La técnica de la Secretaría ha puesto sobre la mesa la elaboración de planes de movilidad al trabajo. “Para lo cual hay que hacer un diagnóstico previo. Con él articular las medidas para reducir los viajes particulares. Luego llevar a cabo un seguimiento del plan para ver si funciona, y de no ser así poner en marcha medidas correctoras”, indica Berta Garrido.

    Medidas para lograrlo

    Nuestras compañeras han ido más allá y han plasmado una serie de actuaciones encaminadas a lograrlo. El primer paso, y más importante, es lograr romper el rechazo inicial existente en las empresas en este capítulo. “Hay que hacerlo poco y sin prisas”, apunta la técnica. Y a partir de aquí las opciones a seguir son numerosas: autobuses de empresa con itinerarios, horarios y paradas a demanda; ir al trabajo en bicicleta, pero que en el centro de trabajo haya un aparcamiento cubierto para ellas; incentivar económicamente el desplazamiento en bicicleta, como ya hacen en algunos países (Holanda) y en empresas (Liberty Seguros); acudir al trabajo caminando; compartir coche entre personas trabajadoras de una misma empresa; utilizar el transporte urbano; y organizar el trabajo para reducir la necesidad de hacer viajes por medio de videoconferencias o flexibilidad horario.

    Para lograr esta necesaria y obligada transición, desde el sindicato hay herramientas para lograrlo. “Tenemos que introducir el concepto de movilidad sostenible en el seno de la negociación colectiva –avala Garrido-. Elaborar planes de movilidad. Financiar bonos de transporte público para aquellas personas trabajadoras que menos ganas… En definitiva, existen caminos para poder alcanzarlo y revertir así los graves riesgos que entraña el uso del transporte de manera irracional”.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.