CCOO exige a Justicia el aumento de la plantilla en los juzgados "especializados" en cláusulas suelo

    Comisiones Obreras sigue pidiendo más personal en la oficina judicial para la tramitación de “cláusulas suelo”, por ser manifiestamente insuficiente. Aunque el Consejo General del Poder Judicial ha nombrado un tercer y un cuarto juez para el Juzgado de Primera Instancia número 4 de Valladolid, que se encarga de las cláusulas suelo, no ha hecho lo mismo con el resto del personal que trabaja en la Oficina Judicial. De esta forma habrá cuatro jueces, pero tan sólo 8 personas que atienden el juzgado, las mismas que tienen el resto para auxiliar a un solo juez.

    03/12/2018.
    Juzgados

    Juzgados

    "La designación únicamente de estos nuevos jueces podría generar un colapso aún mayor del que ya padece la oficina judicial, por lo que la medida no sólo no será beneficiosa para el juzgado sino que será perjudicial si no va acompañado de refuerzos de funcionarios", afirma el delegado de Comisiones Obreras en Justicia, Raúl Franco.

    Igualmente, el incremento de jueces llevará aparejado más señalamientos de juicios lo que incrementará las vistas en la Audiencia Provincial, que dista kilómetro y medio de la sede del Juzgado número 4 que está ubicado en la calle Nicolás Salmerón. El problema es que en Nicolás Salmerón conviven hasta 13 juzgados y no hay salas de vistas suficientes y menos para el Juzgado número 4 que, sólo en lo que llevamos de 2018 ha recibido más de 3.000 denuncias sobre cláusulas bancarias abusivas. Los dos funcionarios que asistirán a los 4 jueces en las vistas se tendrán que multiplicar para atender todos los señalamientos en dos sedes diferentes por lo que “auguramos suspensiones de juicios no por falta de juez sino del personal auxiliar que tiene obligatoriamente que estar presente en la sala” ha recordado Raúl Franco.

    Hasta el momento los trabajadores han suplido esta problemática, que ya se da con sólo dos jueces, prolongando sus jornadas de trabajo, pero ya anuncian que, a partir del 1 de enero, cuando empezará el trabajo de los dos jueces nuevos, se plantean dejar de realizar la prolongación porque se sienten "engañados" por el Ministerio.

    Además, Comisiones Obreras sigue exigiendo que el Ministerio revise la fórmula habilitada para hacer frente al aluvión de demandas por cláusulas bancarias abusivas, que comprenden cláusulas suelo, hipoteca multidivisa o gastos de formalización de la hipoteca. Hay más de 6.500 denuncias acumuladas en Valladolid. En junio del año 2017 comenzaron a funcionar los juzgados "especializados" que en Valladolid resultó ser el número 4 de Primera Instancia. Aunque se demostró que asignar todos los casos a un solo juzgado, que además no podía dejar en suspenso actuaciones anteriores, no ayudaba a reducir el colapso generado, el 28 de diciembre de 2017 la Comisión Permanente del CGPJ adoptó un nuevo plan, prorrogado por segunda vez en octubre de este año, que mantiene la misma atribución de la competencia exclusiva a determinados Juzgados.

    Para CCOO lo correcto no es un tener un único Juzgado sino haber repartido desde un principio las causas entre los doce Juzgados de Primera Instancia que existen en Valladolid, algo que, según el delegado de CCOO, "si hubiera servido para evitar el retraso en la tramitación de todo este tipo de demandas con el evidente perjuicio causado al ciudadano. A día de hoy el ministerio sigue empeñado en continuar con esta fórmula ineficaz, porque entiende que la que propuso Comisiones Obreras hubiera llevado a "sobrecargar toda la jurisdicción civil, con tiempos de respuesta mayores para todos los asuntos civiles", lo cual demuestra el desconocimiento en la materia de los responsables ministeriales.

    La propia Sala de Gobierno del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León, da la razón al Sector de Justicia de CCOO en Valladolid, cuando afirma que “resulta imprescindible subordinar la medida de especialización a la disponibilidad de medios materiales y personales que se consideren oportunos". Igualmente, el pasado 22 de octubre, la Comisión Permanente del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León adoptó un acuerdo favorable al aumento de plantilla, en concreto, de un funcionario del Cuerpo de Gestión, dos del Cuerpo de Tramitación y un funcionario del Cuerpo de Auxilio, todos ellos a tiempo completo, para servir como refuerzo en el Juzgado de Primera Instancia nº 4 de Valladolid, dado que la actual plantilla es claramente insuficiente.

    "Este es el resultado de una medida irracional, que conlleva a que los funcionarios del Juzgado de Primera Instancia nº 4 tengan que soportar una sobrecarga de trabajo de forma obligatoria, injusta y sin ningún tipo de compensación", manifiesta el delegado de Comisiones Obreras, Raúl Franco, “que está llevando a señalamientos en fechas navideñas, sin respetar el derecho a permisos y vacaciones, y con quejas verbales de abogados y procuradores por la realización de dichos señalamientos”. El propio Defensor del Pueblo manifestó en el Congreso de los Diputados que el actual "sistema no funciona porque no ha conseguido su propósito de evitar una sobrecarga de trabajo en los tribunales".

    A pesar esto, CCOO anima a la ciudadanía a seguir denunciando las cláusulas abusivas, "camino en el que se encontrarán con la profesionalidad y buen hacer de los integrantes de la Administración de Justicia, pues pese a las circunstancias reseñadas, las sentencias llegan y están siendo favorables a los intereses de los afectados por cláusulas bancarias abusivas", apuntan desde el Sector de Justicia de Comisiones Obreras.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.