CCOO reclama más gasto social y trabajo decente para erradicar la pobreza

    En el Día Internacional para la erradicación de la pobreza, que se celebra el 17 de octubre, CCOO recuerda que, tras más de 10 años de crisis y medidas sociales insuficientes, la población en riesgo de pobreza en nuestra Comunidad sigue en cotas inaceptables. Para CCOO la protección a las personas mediante derechos ha sido y es una prioridad de primer orden. Por eso, en este día, queremos denunciar las cifras insostenibles que sufre la población de Castilla y León con el 18,4% de tasa de pobreza según la tasa AROPE, lo que se traduce en cerca de 465.000 personas.

    16/10/2018.
    Informe actualizado La situación de pobreza en Castilla y León 2018

    Informe actualizado La situación de pobreza en Castilla y León 2018

    CCOO ha realizado un Informe sobre la situación de pobreza en Castilla y León  que demuestra que, aunque hayamos salido de la crisis, hay una situación de pobreza que, en lugar de erradicarse, se mantiene en el tiempo, con un descenso muy lento en Castilla y León. Especialmente grave es la situación de la infancia, el colectivo con mayor vulnerabilidad, y con mayor riesgo de sufrir pobreza y exclusión social.

    El informe pone de manifiesto que en Castilla y León hay:

    • 373.573, personas, el 15,4% de la población, en riesgo de pobreza monetaria, es decir que sus ingresos no alcanzan los 8.522€/año.

    • 93.748 hogares, el 9,2%, con baja intensidad en el trabajo.

    • 22.418 hogares, el 2,2%, no pueden tener una temperatura adecuada en su vivienda y sufren pobreza energética.

    • 10.190, el 1% de los hogares, padecen carencia material severa.

    • Más de 111.000 menores de 18 años, el 29,5%, están en situación de pobreza según el último dato publicado por el Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, correspondiente a 2016.

    Trasladar la recuperación económica

    Aunque los niveles de pobreza de nuestra Comunidad son porcentualmente algo más bajos que los estatales y siguen una progresión descendente desde el 2015, es necesario que la recuperación económica experimentada en los últimos años se traslade también a quienes más sufrieron los efectos de la crisis y que las medidas y programas que se implementen se aprecien significativamente en la eliminación de esta lacra social.

    El Informe incluye un apartado sobre “la nueva pobreza” creada entre la población asalariada. La gestión de la crisis y los cambios en la normativa laboral han generado un número importante de personas asalariadas con muy bajos ingresos y ha instalado la pobreza entre la población trabajadora. Es un dato muy preocupante porque, por un lado afecta a muchos trabajadores y trabajadoras y, por otro, el empleo es la principal vía para la inserción y evita la marginación social. El empleo que se ha generado en los últimos años se ha caracterizado por el abuso de la contratación parcial involuntaria, la temporalidad injustificada y los bajos salarios alimentando una situación que impide una subsistencia digna y cronifica la desigualdad. Además la situación de las personas en desempleo está empeorando, pues la protección se ha reducido en el tiempo y en las cuantías.

    El informe refleja esta pobreza laboral en Castilla y León:

    • El 38% de las 797.600 personas asalariadas tiene un salario inferior a 14.204 €/año.

    • Hay 135.300 personas con contrato parcial y 200.100 con contratos temporales. De ellas un porcentaje muy elevado no llegan a los 8.522 euros al año.

    • Hay 65.700 personas que no cobran prestación por desempleo

    Jóvenes con dificultades

    Un dato preocupante es que los y las jóvenes de nuestra Comunidad sufren tasas de desempleo más altas que el conjunto de la población trabajadora, el 17,7% frente al 12% y que su salario se queda casi un 20% por debajo del sueldo medio. Las personas que están en el tramo de edad entre 16 a 29 años tienen mayor tasa de riesgo de pobreza y más de 8.000 jóvenes de hasta 35 años, de entre los 16.000 perceptores totales, reciben la Renta Garantizada de Ciudadanía, el último colchón económico que existe en la Comunidad para evitar la exclusión social.

    Ante ello CCOO propone una intervención global para evitar que la desigualdad obscena se perpetué y permita un enriquecimiento desmedido de unos pocos a costa de la pobreza de muchas personas. Exigimos un compromiso global que atienda las necesidades de las personas en situación de pobreza o riesgo de padecerla, desde la atención de las necesidades de subsistencia a la mejora de la protección por desempleo y especialmente los subsidios, recuperando el de mayores de 52 años.

    Contratación indefinida y a tiempo completo

    Modificación de la normativa que regula el mercado laboral para evitar un crecimiento del empleo precario y favorecer la contratación a tiempo completo y la contratación indefinida, haciendo especial hincapié en los jóvenes, así como reforzar las políticas activas de empleo y de formación para el empleo. Exigimos a los poderes públicos un cambio en las reglas del juego laborales impulsando la creación de un empleo de calidad con una remuneración adecuada, con un salario mínimo de 14.000 euros anuales, que aleje a las personas trabajadoras del fantasma de la pobreza y la marginación.

    Así exigiremos también, el desarrollo completo de las medidas contenidas en la Red de Protección y, especialmente de la aplicación adecuada de las Ayudas de Emergencia social, las Ayudas Económicas para Alquiler de vivienda en situación de riesgo de desahucio, Ayudas Económicas para cuota hipotecaria en situación de riesgo de desahucio y Ayuda de distribución urgente de alimentos y las medidas para paliar la pobreza energética.

    Igualmente seguimos insistiendo en la demanda de agilizar y simplificar la tramitación administrativa de la Renta Garantizada de Ciudadanía, en hacerla compatible con todas ayudas al desempleo, así como su adaptación a un nuevo contexto económico y presupuestario.

    Además, al gobierno nacional hemos pedido a través de la iniciativa Legislativa Popular, avalada por más de 700.000 firmas, la puesta en marcha de una Renta Mínima que refuerce la Renta Garantizada de Ciudadanía autonómica.

    Subida del IPREM

    Exigimos elevar el IPREM en una cuantía sustancial, ya que las modificaciones de estos últimos 10 años han sido insignificantes. Queremos que este indicador en el que se basan las cuantías de pensiones, prestaciones y ayudas, no pueda seguir lastrando esas prestaciones sociales.

    Para todo esto es necesario llevar a cabo una reforma fiscal, que distribuya cargas de forma más equitativa y justa.

    Todas estas medidas tienen el fin de combatir la pobreza y la desigualdad mediante la mejora del Estado del Bienestar, de la protección social de las personas más vulnerables, de la creación de empleo de calidad y de la mejora de la protección al desempleo. Creemos que es con gasto social, servicios públicos sólidos y trabajo decente como se puede garantizar una vida digna a la ciudadanía

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.