Las trabajadoras de ayuda a domicilio de la Comunidad inician una campaña de movilizaciones en defensa de un convenio digno

    Comisiones Obreras, por medio de la Federación de Construcción y Servicios de CCOO de Castilla y León (FCS-CCOO CyL), y UGT, a través de la Federación de Empleados de Servicios Públicos de UGT de Castilla y León (FeSP-UGT CyL) han dicho basta ya al proceder de las patronales que negocian el nuevo convenio colectivo regional de ayuda a domicilio y han convocado un calendario de movilizaciones para romper la actual situación de bloqueo. La primera cita está prevista para el próximo jueves día 24 de mayo, frente a los ayuntamientos de las nueve capitales de provincia de la Comunidad, y las diputaciones provinciales. Entre las 12:30 y las 13:30 horas las más de 5.200 trabajadoras que desempeñan este servicio en este territorio (el 98% de este colectivo son mujeres) están convocadas para hacer visible su rechazo al proceder de los colectivos de empresarios ante esta negociación.

    22/05/2018.

    La segunda cita se ha convocado para el próximo día 30 de mayo. Ese día está prevista una concentración de carácter autonómico delante de la sede de las Cortes Regionales de Castilla y León en Valladolid, a las 12:00 horas. Están llamadas la totalidad de las personas trabajadoras afectadas, dependiendo de sus compromisos profesionales. Además, hoy mismo se ha remitido la petición al Servicio Regional de Relaciones Laborales (Serla) para que medie en este conflicto. Si finalmente no se alcanza un acuerdo, ambos sindicatos tienen en mente convocar huelga en todo el sector para las próximas jornadas del 18 y 26 de junio.

    Lourdes Herreros García (secretaria general de FCS-CCOO CyL), Óscar Ferrero Jáñez (secretario de Acción Sindical de FCS-CCOO CyL), Tomás Pérez Urueña (secretario de Acción Sindical de FeSP-UGT CyL) y Fonsi Bonafonte Calama (responsable del sector Servicios Sociosanitarios y Dependencia de FeSP-UGT CyL) han dejado bien patente que la actitud de las dos patronales que están en la mesa de negociación ‘es inadmisible’. Tanto ACLEAD (su principal interlocutor es la empresa aragonesa Azvase) como ASADE (Clece, Eulen, Valoriza, Onet-Seralia…) pretenden reducir las derechos laborales y económicos de este colectivo.

    Negociando desde enero de 2017 y sin ningún atisbo de acuerdo

    ‘El pasado 31 de diciembre de 2016 finalizó la vigencia del presente convenio. Se trata de un documento que tienen unas condiciones mucho más beneficiosas que el nacional, y las asociaciones de patronales están intentando cercenarlo con su actitud’, señala Lourdes Herrero.

    Este colectivo atiende en la actualidad a 22.278 personas, según datos del pasado mes de marzo. Aunque se trata de una competencia de la Junta de Castilla y León, está delegada a los consistorios mayores de 20.000 habitantes y a las diputaciones, que son las responsables de esta actuación en el ámbito rural.

    Aunque Castilla y León es puntura en normativa de Dependencia, a la hora de aplicar la ley la situación ya no es tan ‘boyante’. ‘El 23% de la población de la Comunidad tiene más de 65 años. Tenemos una población en el mundo rural muy desperdigada. Y para colmo de males, este trabajo es muy precario, muy feminizado, con contratos a tiempo parcial y con una remuneración media que en la mayor parte de los casos no llega ni a los 500€ mensuales. Por todo ello demandamos un compromiso claro de todas las instituciones para romper este bloqueo’, remarca Herrero.

    La patronal ofrece unas prestaciones ‘ridículas’. Como ejemplo de sus propuestas tenemos un convenio de 5 años con una oferta retributiva inferior al IPC anual, además de no ofertar subida salarial alguna para el pasado año de 2017. Así mismo, ofertan un plus de compensación de traslado de 3 € al mes, ‘creemos que este plus será para compensar, no ya la gasolina o el desgaste del coche, o el bonobus en las zonas urbanas, si no el desgaste del ascensor de la vivienda de la trabajadora. Y así con todas sus propuestas’, garantiza nuestra compañera.

    Los dos sindicatos demandan un convenio de cuatro años (2017-2020) con una subida salarial del 2,5% anual. Un plus de desplazamiento de 100€ mensuales. Mejora de los derechos sindicales y ‘exigimos que las profesionales de este sector tengan unas mayores jornadas laborales para poder dejar de ser trabajadoras pobres’, insiste la responsable de FCS-CCOO CyL.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.