CCOO de Castilla y León activa la segunda fase de la campaña ‘Precarity War’ en el ámbito de los servicios

    Comisiones Obreras de Castilla y León, por medio de las federaciones de Servicios y de Construcción y Servicios, ha puesto en marcha la segunda fase de la campaña ‘Precarity War’ (Guerra a la precariedad). Esta acción reivindicativa, basada en otra originaria de Italia, nace de la necesidad de visualizar la precariedad que se ha generalizado en el mercado laboral, en especial en algunos de los sectores que agrupan ambas federaciones, pertenecientes al sector servicios: hostelería, contact center, comercio, colectividades, sector financiero, seguros, empresas públicas, TIC, etc...

    28/12/2017.
    Diferentes momentos de la rueda de prensa celebrada esta mañana.

    Diferentes momentos de la rueda de prensa celebrada esta mañana.

    Nuestro sindicato quiere denunciar esta situación y mostrar la total oposición a que se sigan degradando las condiciones laborales en nuestro país. Así, la campaña busca ser un llamamiento a los y las trabajadoras de estos sectores para que se unan en la lucha para hacer frente a la precariedad. En Castilla y León los datos estimados indican que están inmersas en ella unas 240.000 personas, una tercera parte de la población asalariada en esta Comunidad. De este montante, solo 85.000 están reguladas, aunque sea con unas condiciones mejorables.

    ‘El hecho de hacerla en inglés se ha debido básicamente a dos factores. Por un lado, a que la diversidad idiomática existente en España (castellano, gallego, catalán y euskera) complicaba la elaboración de todo tipo de documentos, de ahí el recurrir al inglés, para así universalizarla. Y por otro, porque se dirige básicamente a personas jóvenes con una importante actividad en las redes sociales, y el aspecto que le hemos dado la hace más llamativa, remarca Berta Fernández, secretaria de Comunicación de CCOO de Servicios de Castilla y León. En la rueda de prensa celebrada esta mañana en nuestra sede de Valladolid también han estado Lourdes Herreros García (secretaria general de FCS-CCOO CyL) y Marcos Gutiérrez (secretario general de CCOO Servicios-CyL).

    La precariedad no es una condición ni una categoría profesional

    Nuestro sindicato lucha cada día contra la precariedad. ‘Queremos que las y los trabajadores se unan a nuestra lucha. Que se reconozcan a sí mismos como las superheroínas y los superhéroes que sabemos que son, que se empoderen y se unan a nuestra organización para librar esta batalla. Porque la precariedad no es una condición ni una categoría profesional, es un virus para el que existe vacuna y debemos combatirlo’, indica Marcos Gutiérrez.

    Bajo el lema ‘Estamos contigo, contigo somos’, el sindicato quiere que los trabajadores y trabajadoras se unan en la lucha con las siglas de CCOO. Hoy en día, las desigualdades de la sociedad se reflejan sobre todo en el mercado laboral y la precariedad se extiende entre las mujeres y los jóvenes, de formas distintas, pero con un elemento común: el empeoramiento de las condiciones laborales.

    ‘Actualmente, el 72% de los contratos parciales son firmados por las mujeres. Más de la mitad de estos contratos no son los deseados, sino que no han podido encontrar un contrato con mayor jornada. La temporalidad, que recae en un porcentaje también muy superior en las mujeres (80%) y la discontinuidad en la ocupación son también elementos muy característicos de sectores que están más feminizados, como el de las camareras de piso o las teleoperadoras, que han sufrido las consecuencias de la precarización con mayor gravedad’, manifiesta el responsable de CCOO de Servicios.

    En esta espiral de precariedad surgen las externalizaciones, que aunque no se sufren en todos los sectores si están en los más feminizados, como monitoras de comedor, camareras de pisos, cajeras de supermercado, teleoperadoras, etc. Las empresas multiservicios aprovechan esta situación para intentar depreciar aún más las condiciones laborales de estos colectivos.

    Además, las altas tasas de desempleo juvenil en la actualidad hacen que los y las jóvenes que se incorporan al mundo laboral sufran una alta tasa de temporalidad, bajos salarios, falta de reconocimiento del nivel formativo adquirido en muchos casos y becas abusivas, que no responden a su objetivo: la formación.

    La realidad que se esconde por debajo de muchas becas es un vínculo laboral, del cual las empresas se benefician económicamente. En esta situación de indefensión se encuentran miles de personas que no tienen los derechos ni las garantías del resto de los trabajadores y trabajadoras. En el último informe realizado por CCOO se estimaba que el número de becas es aproximadamente de 200.000, y que más del 25% eran fraudulentas.

    ‘Pero es muy difícil concretar una cifra real del número de personas que están realizando una beca porque en la mayoría de los casos no tienen ninguna contraprestación económica, por tanto no se produce cotización a la Seguridad Social y no existe registro de ella. La Comisión Europea cifra en un 61% el porcentaje de becarios/as en España sin prestación alguna’, ratifica Marcos Gutiérrez.

    Desarrollo de la campaña

    La campaña se gestó en su primera fase (pasado mes de junio) en torno a la figura de 6 superheroínas y superhéroes que simbolizan distintas profesiones en las que la precariedad laboral está instalada:

    - Mega Comercial: comercial de seguros y de sector financiero.

    - Wonder Worker: monitora de comedor (colectividades).

    - Agente Invisible: teleoperadora.

    - Súper Becario: becario de hostelería y becario de sector financiero.

    - Flash Woman: camarera de piso (hostelería).

    - Cibor Cajera: cajera de supermercado y grandes almacenes (comercio).

    En la segunda fase que se inicia ahora se ha unido la Federación de Construcción y Servicios con 4 personajes más. En total se han sacado 10 superhéroes y superheroínas que simbolizan distintas profesiones en las que la precariedad laboral está hoy más presente que nunca:

    - TIC Surfer: informático o consultor.

    - Smile Girl: dependienta.

    - Burned Team: promotora y reponedor.

    - Fozen Workers: trabajadores de empresas públicas.

    - Slaveroo Team: repartidores de comida a domicilio.

    - Quick Workers: profesionales de comida rápida.

    - Big Security: vigilantes de seguridad.

    - Mega Sad: trabajadora de ayuda a domicilio.

    - Mr. Auxiliar: auxiliar de servicios.

    - Mrs. Fantastic: trabajadora del hogar.

    Todos estos personajes se presentan a través de una página web (www.precarirtywar.es) en la que se pueden encontrar los materiales audiovisuales creados para la campaña: carteles y videos. Además, se han generado material gráficos específico para redes sociales, así como tarjetones físicos que se repartirán en los centros de trabajo.

    ‘La web también incluye un espacio en el que todas las personas que lo deseen pueden contar su historia personal y unirse así a Precarity War’. Tenemos herramientas para revertir esta precariedad y para ello también demandamos a los jóvenes, principales afectados por ella, que tengan ilusión, y entre todos lo conseguiremos’ subraya Lourdes Herreros.

    La secretaria general de Construcción y Servicios apostó por coordinarse más entre los sectores productivos donde existe una mayor precariedad. “Todo es fruto de la crisis económica, y especialmente de la última reforma laboral, que ha dejado situaciones comunes de inestabilidad, desregulación salarial, individualismo y temporalidad. Hay que defenderse desde lo colectivo, y la negociación es la única vía para revertir estas situaciones, como se hizo en otras épocas pasadas”, manifestó.

    De entre todos estos sectores precarios, Herreros destacó el de las trabajadoras del hogar. ‘Reúnen todas las características posibles al no tener derecho a prestación por desempleo y contar en su mayor parte con sueldos por debajo del Salario Mínimo Interprofesional (SMI). Hay unas 19.000 mujeres contratadas en la Comunidad en este sector doméstico, pero pueden llegar a ser 45.000 al existir mucha economía sumergida”, significó.

    Por último, en la tercera fase de la campaña se llevará a cabo una difusión de las actuaciones del sindicato para corregir estas circunstancias por medio de la negociación colectiva.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.