CCOO aboga por reducir el empleo temporal para mejorar toda la sociedad

    ‘El empleo temporal no solo empobrece a quien lo sufre, sino a toda la sociedad’ ha dicho el secretario de Empleo de CCOO Castilla y León, Saturnino Fernández, en la presentación de un Estudio sobre Temporalidad que demuestra el crecimiento no sólo del trabajo temporal, sino su progresivo deterioro a lo largo de estos últimos años. El secretario de Estudios de CCOO Castilla y León, Carlos Castedo, ha explicado la vinculación de la contratación temporal con la parcialidad que aún precariza más el empleo. El resultado de esta combinación afecta a cuestiones como la ralentización del consumo, que impide el crecimiento del empleo, o a las cotizaciones de la Seguridad Social, que van disminuyendo a medida que se reducen las horas trabajadas y hacen difícil mantener las prestaciones sociales. También influye negativamente en la capacidad de reivindicar condiciones laborales dignas.

    18/09/2017.
    Rueda de presnsa sobre la Temporalidad Laboral

    Rueda de presnsa sobre la Temporalidad Laboral

    La temporalidad afecta ya a uno de cada cuatro trabajadores y trabajadoras en nuestra Comunidad. La cifra alcanza el 88% de los trabajadores y trabajadoras entre 16 y 19 años y al 71% de los que tienen entre 20 y 24 años. Más de la cuarta parte tienen además contratos a tiempo parcial. Esta combinación es la que está haciendo crecer exponencialmente el número de lo que se ha dado en llamar ‘trabajadores y trabajadoras pobres’. Pero además afecta a la siniestralidad laboral que, en palabras de Beatriz Sanz, coautora del Estudio, ‘ha crecido en un 15,7% entre los trabajadores temporales frente a un crecimiento del 3’2% entre los que tienen empleo indefinido’. La conclusión es que la precariedad laboral impide a los trabajadores y trabajadoras reivindicar individualmente medidas de prevención de la siniestralidad y está creando indefensión en las empresas.

    La indefensión se agrava porque las Reformas Laborales y la acción del Gobierno del PP ha creado una legislación laboral que dificulta la negociación colectiva y favorece la contratación precaria mientras beneficia a los empresarios con mucha flexibilidad en el mercado laboral, ‘e incluso con incentivos a la contratación temporal sacados de las cotizaciones a la Seguridad Social’ ha señalado Nino Fernández, aclarando que es una circunstancia que no se da en en la Administración de Castilla y León por la influencia sindical en las mesas de negociación del Diálogo Social.

    El estudio refleja la situación de 2016 respecto a etapas anteriores a la crisis o, incluso, a años de plena crisis. Lo que recoge en cifras es la tendencia hacia una mayor temporalidad en la contratación y a contratos temporales empeorados por la jornada parcial. El estudio señala que las empresas hicieron frente a la crisis despidiendo a las trabajadores y trabajadores temporales y que, ahora que crece el empleo, no quieren abandonar esta modalidad de contratación para evitar los costes por despido y para tener más capacidad de coacción entre los trabajadores y trabajadoras. Sin embargo, esta nueva legislación laboral cada vez desdibuja más la frontera entre el empleo fijo y el temporal con contratos como el de ‘fomento del emprendimiento’ que permite el despido sin indemnización durante el primer año y que copa ya el 43% de los nuevos contratos indefinidos registrados en 2016 en Castilla y León, contratos indefinidos que, dicho sea de paso, no superan el 8% del total.

    La temporalidad se ha instalado también en las Administraciones Públicas, ‘algo que es inadmisible’ ha dicho Carlos Castedo y contra lo que el sindicato está luchando desde hace tiempo. Tanto en el sector público como en el privado es una manera de cubrir empleos que ‘realmente son puestos fijos’ ha señalado Beatriz Sanz al recordar los encadenamientos que se dan en los trabajos y que la Inspección de Trabajo tiene dificultades en sancionar, por falta de medios en muchos casos, aunque se produzcan en fraude de ley. Aún así en su actuación de oficio ha detectado que una tercera parte de los contratos temporales son en fraude de ley por encadenamiento de contratos.

    Por todos estos motivos, Comisiones Obreras está reivindicando un cambio drástico en la normativa que permite esta precarización del empleo que vaya aparejada a un cambio en el sistema productivo del país para que no esté basado en los bajos salarios y en las deficientes condiciones laborales.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.