CCOO pide a la Junta que mejore el Servicio Público de Empleo y la Inspección de Trabajo para capear la posible desaceleración del mercado de trabajo

    El sindicato Comisiones Obreras ha evaluado el mercado de trabajo durante el año 2007 en Castilla y León y ha obtenido resultados mejores de los inicialmente esperados. El Secretario de Empleo y Formación de CCOO, Nino Fernández, ha señalado también las propuestas que hacemos para mejorar las condiciones laborales en nuestra Comunidad para este año dirigidas a la Junta de Castilla y León y a la patronal CECALE.

    18/04/2008.

    El año 2007 ha sido relativamente bueno para el empleo en nuestra Comunidad. Ha aumentado la población activa especialmente entre las mujeres que son el 69% de las nuevas trabajadoras. Han crecido los empleos fijos que ahora son el 12% de los contratos que se formalizan cada año, frente al 8% de antes de la última reforma laboral. La temporalidad ha bajado más de dos puntos en comparación con el año anterior y ha descendido el desempleo, especialmente entre las mujeres. Sin embargo, todas las previsiones para 2008 apuntan en la misma dirección que ya apuntaba la Encuesta de Población Activa del cuarto trimestre de 2007 en el sentido de que el empleo se va a resentir por la recesión que se prevé. Para paliar estos posibles efectos negativos, el Secretario de Empleo y Formación de CCOO Castilla y León ha querido expresar las recomendaciones más importantes que plantea nuestro sindicato.
        
         En opinión de Nino Fernández la Junta de Castilla y León tiene que mejorar el Servicio Público de Empleo de Castilla y León para que realice mejor la intermediación entre los empleadores y los desempleados y para mejorar las políticas activas de empleo, muchas de las cuales son competencia del ECYL. También ha pedido que se dote de más medios y más personal a la Inspección de Trabajo que hace la labor de vigilancia en relación con las condiciones laborales y se encarga de sancionar a las empresas que no cumplen la normativa. Además ha propuesto aumentar la inversión pública en toda clase de infraestructuras y en la sanidad, la educación y los servicios sociales de la Comunidad, con especial atención a las personas con dependencia.
        
         Las peticiones a los empresarios pasan por exigir que cumplan las normativas laborales y que acepten negociar los tres asuntos que tenemos pendientes con CECALE, el convenio de vacíos para que todos los trabajadores puedan tener un convenio colectivo que los ampare, la extensión de los planes de igualdad a las empresas de menos de 250 trabajadores y un acuerdo sobre salud laboral sectorial que ayude a prevenir la siniestralidad en el trabajo. También ayudaría a mejorar el mercado laboral que los empresarios apostaran por la estabilidad y la contratación indefinida no solo para dar mayor calidad al empleo sino también como medio para evitar los accidentes laborales y para mejorar la competitividad de las empresas.
        
         POR PROVINCIAS
        
         Otra de las novedades que ha deparado el estudio del mercado de trabajo durante 2007 ha sido su comportamiento en las distintas provincias. En primer lugar hay que decir que el pasado fue un año muy malo para las provincias de Salamanca, Segovia y Palencia que perdieron población trabajadora. El caso de Salamanca es el más problemático ya que perdió 6.800 trabajadores y trabajadoras, 2.500 en el caso de Segovia y 1.100 en Palencia.
        
         En el resto de las provincias la población activa ha aumentado y, sorprendentemente ha subido más en León, con 9.200 activos más que en 2006, a pesar de que el área Oeste de la Comunidad siempre registraba peores resultados que el resto. Tampoco Zamora, otra de las provincias tradicionalmente deprimidas, ha sufrido durante 2007 condiciones negativas de su mercado laboral ya que se ha incrementado en 1.600 trabajadores su población activa. Valladolid sigue su tendencia al alza de los años anteriores con 5.700 nuevos trabajadores y trabajadoras, mientras registran aumentos mayores o menores todas las demás provincias: Burgos con 4.900 activos más, Avila con 3.800 nuevos empleados y Soria con 3.300.
        
         Por sectores nuestra Comunidad no ha registrado todavía la supuesta crisis en el sector de la construcción, pero si en la agricultura, un área que continúa en una imparable reestructuración. En opinión de Nino Fernández la incidencia en Castilla y León del parón en la construcción será menos importante que en otros puntos de España ya que aquí es un sector que no está tan sobredimensionado, aunque existe preocupación por lo que pueda pasar con las empresas auxiliares de este sector.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.